preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso

¿Cuáles son las preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso?

Antes de adquirir una vivienda es necesario pararse a pensar con detenimiento qué piso o casa es la que quiero, cuánto dinero estoy dispuesto a pagar, hasta cuándo quiero esperar y cómo voy a pagarla y buscarla. Responder bien a las preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso es necesario si queremos hacer las cosas bien, es decir, comprar a un precio justo y el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Un piso no se parece a ninguna otra compra que hagamos en la vida, y es que en la mayoría de las ocasiones es una adquisición que supera lo que ganamos en un año multiplicado por cinco.

Teniendo en cuenta que el salario medio en España es en el 2017 fue de 26.535 euros brutos al año y el precio de una hipoteca media en los últimos años ronda los 10o.000 euros nos podemos hacer una idea de lo que nos cuesta pagarla.

No en vano, las hipotecas se firman en plazos a pagar de 20, 25 e incluso 30 años por lo mucho que cuesta adquirir una vivienda. De ahí que sea necesario plantearse una serie de cuestiones antes de adquirir una vivienda. ¿Estás interesado en comprar una vivienda y quieres saber cuáles son?, sigue leyendo, te contamos todo.

Preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso

Las cifras del mercado inmobiliario del 2017 (532.367 vendidos pisos según Fomento, la mejor cifra desde 2008) apuntaban a que este 2018 seguiría en estado alcista y efectivamente es algo que está ocurriendo.

Sin embargo, precisamente por el aumento de la demanda el precio de los pisos se está disparando e igual debes plantearte otras alternativas más económicas.

Y es que el presupuesto es lo primero que debe regir tu cabeza a la hora de adquirir una propiedad. De ahí que las primeras preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso sean de tipo económicas.

Por ejemplo:

  • ¿Cuánto estoy dispuesto a pagar?
  • ¿Segunda mano o vivienda nueva?
  • ¿Quiero vivir en un barrio caro o barato?
  • ¿Cuántas habitaciones necesito?
  • ¿Existen alternativas en el mercado?
  • ¿Es mejor optar por opciones colaborativas como el crowfunding o el crowlending o cooperativas de vivienda?

Una vez tienes claro tus necesidades es hora de iniciar la búsqueda de la misma. Pero dependiendo de para qué la quieres (segunda vivienda, inversión, primera vivienda) igual es bueno estar abierto a diferentes ofertas que puedan aparecer en el mercado ya que nunca se sabe cuándo va a aparecer la casa de nuestros sueños.

Te aconsejamos que explores opciones interesantes y más baratas como los préstamos entre particulares o tambiéb llamado crowlending, el crowfunding o incluso la compra sobre plano de la que te dejamos un artículo que te recomendamos leas con calma por si te interesa estudiar esa opción.

Y es que a veces merece la pena estudiar otras opciones que no habíamos considerado en un principio y una vez las vemos y analizamos igual nos hace cambiar de opinión.

¿Para qué queremos el piso para alquilar, vender o vivir en él?

Por ejemplo, si buscamos un piso para venderlo en un corto periodo de tiempo es recomendable analizar la rentabilidad media de los alquileres de la ciudad donde estamos buscando ya que igual no compensa venderlo y sí alquilarlo.

Por otro lado, piensa en opciones de pago, el nivel de riesgo de la vivienda y saber si merece la compra. Para ello es necesario consultar el mercado y estudiar los siguientes factores: superficie, localización, características y número de habitaciones, cuánto cuesta, dónde está ubicado, etcétera.

Si tienes dinero ahorrado para invertir es mejor no pedir una hipoteca ya que éstas se van a llevar parte de nuestro dinero en los intereses a pagar al banco.

Además, las hipotecas no son como hace unos años ya que los bancos no conceden el total del precio del piso, lo común hoy en día es que nos ofrezcan un máximo del 80 % del valor total del piso.

El resto debe ser aportado por nosotros a lo que se debe añadir los gastos de compra, I.V.A o I.T.P, gastos de notaría, de registro y los impuestos correspondientes.

Calidad del piso, los materiales y el certificado energético

Una vez os hemos respondido al factor económico y cómo pagar es momento de plantearse otras preguntas no menos importantes. Por ejemplo, la casa que quieres comprar tiene certificado energético, cuenta con plaza de garaje, cuántas habitaciones son, y los materiales.

Estas cuestiones influyen y mucho, si vamos a comprar un coche eléctrico en el futuro igual necesitamos un garaje con instalación eléctrica comunal.

En el caso de una pareja joven recién casada sin hijos es probable que necesitemos un piso de dos o tres habitaciones por si acaso en el futuro queréis ser papis y mamis.

Otro tema es el de la certificación energética y los materiales de aislamiento. Por ejemplo, cuanta más alta sea la certificación energética de la casa o piso menos vamos a pagar de electricidad y combustible de caldera ya que aísla mejor.

Por otro lado, contar con un aislamiento efectivo, paredes, dispositivos de protección solar, doble ventanal y sistemas aislantes no solo repercuten en la calidad de vida, sino también nos ayudan a pagar menos de factura y por si fuera poco revalorizan el precio de un piso con el paso del tiempo.

No es lo mismo comprar un piso antiguo con certificación energética media, en torno a D o E que uno alto que tenga un certificado A o B, o bien uno bajo que tenga una nota F o G.

Y es que el ahorro de una vivienda que tenga una nota elevada como la A o la B aumenta con el paso del tiempo. Piensa que la media de las calificaciones se encuentran entre las letras D y E que son la mayoría de los pisos de segunda mano que se encuentran a la venta.

Por norma general, los pisos nuevos contarán con una mayor certificación energética, eso sí, siempre la puedes mejorar por tu cuenta en el futuro ya que puedes colocar o cambiar elementos como el agua caliente, la calefacción y refrigeración por sistemas energéticos más baratos y menos contaminantes.

Eso sí,  si quieres comprar un piso deberías hacerte la pregunta de qué tipo de certificación quieres tu vivienda.

Esperemos que te hayan quedado claro cuáles son las cuestiones que debes plantearte a la hora de comprar o adquirir una casa. ¡Recuerda, plantéate si merece la pena comprar para vivir, para vender o alquilar!

Después de saber cuánto vas a pagar, estudia el terreno y el mercado y en caso de que tengas dudas acude a un profesional inmobiliario que te aconseje. Más tarde estudia lo que quieres, zona y ubicación, habitaciones y elementos del piso.

Con la recogida de toda esta información será el momento de decidir cuál es el piso que quieres comprar. Si te ha gustado el artículo no dudes en compartirlo, en dejarnos un comentario y sobre todo, seguir leyendo nuestro blog inmobiliario.

 

cosas que molestan al buscar vivienda

¿ Cuáles son las cosas que molestan al buscar vivienda?

La búsqueda de una vivienda es excitante, ver precios, decidir con tu pareja cuál es el mejor inmueble y oferta vista hasta entonces, sin embargo, también puede ser un proceso agotador y cansado visitando pisos y viendo ofertas que al final no cumplen con nuestras expectativas. Y es que las cosas que molestan al buscar vivienda son más de las que parecen y debemos estar preparados para afrontarlas de la mejor manera posible para localizar y comprar la casa de nuestros sueños.

Si quieres saber cuáles son los problemas y molestias que tiene la mayoría de la gente cuando quiere comprar una vivienda, sigue leyendo ya que este artículo te interesa y mucho.

¿Qué debemos saber si estamos buscando una vivienda?

Para comprar una vivienda lo más recomendable es acudir a profesionales inmobiliarios o agentes, ya que una casa o piso no es una operación que hagamos todos los días, además de pagar un dineral por lo que se supone va a ser nuestra vivienda principal

Y aunque sea el caso de que quisiéramos comprar una segunda vivienda no deja de ser una inversión y como tal debemos estar al día sobre los movimientos inmobiliarios en la zona, conocer y dedicarle tiempo y esfuerzo a la búsqueda.

Como vemos, para comprar un inmueble debemos tener nociones legales, comerciales, dotes gestoras y de asesoría. Por ello, los expertos recomiendan acudir a una agencia inmobiliaria y dejar que hagan el trabajo sucio por nosotros. Ellos trabajan en el sector y conocen todos los entresijos que pueden ahorrarnos quebraderos de cabeza y molestias.

Por ejemplo, sabes cuál es el precio máximo que debes pagar, conoces lo que cuesta el metro cuadrado en tu barrio, cuál es la cifra máxima que debes ofertar, cuál es el propósito de la compra, o el tiempo que pierdes realizando consultas y trámites burocráticos.

Conocer todas estas cosas es fundamental para comprar una vivienda y evitar problemas con su adquisición.

Cosas a evitar en el mercado inmobiliario

Existen muchos factores a tener en cuenta si quieres adquirir o comprar en el mercado inmobiliario. Estos factores afectan a las decisiones que vayas a tomar, sin embargo, existen unos más importantes que otros.

El primero y más importante es la confianza. Esto es fundamental ya que la confianza tarda en ganarse y se pierde fácilmente. Además, en anteriores artículos hemos hablado sobre los timos inmobiliarios y cómo evitarlos, pero no es una cosa tan sencilla y muchas veces no nos damos cuenta del problema en el que nos metemos.

Por ejemplo, existen agencias falsas que venden propiedades sin tener autorización por lo que es clave comprobar que están adscritas a alguna plataforma profesional como MLS o CACI, que tengan acuerdos de arbitraje o que pertenezcan a asociaciones inmobiliarias y si tienen un código de conducta y deontológico mejor que mejor.

Pero también hay timos como compra de un piso sobre plano que luego no se construye o cargas y servicios añadidos en el precio. En resumen, debemos tener cuidado y consultar el estado de cualquier vivienda antes de comprarla.

Para ello, un profesional o agente nos puede echar un cable y revisarla por nosotros.

Cosas que molestan al buscar vivienda

Sin embargo, existen otros problemas que los futuros dueños tienen al buscar vivienda y, aunque no dejan de ser molestias menores, no está de mal conocerlas para evitarlas en la medida de lo posible.

Una de las problemáticas más comunes de los pisos es no cumplir las expectativas de los dueños, bien sea por mentir en el tamaño final o no contar con servicios (número de habitaciones, piscina, terraza, garaje, etc) que deberían estar.

Y es que el problema de los metros ficticios es un tema que causa mucha frustración entre los compradores. Normalmente, a mayor tamaño y metros cuadrados mayor precio se paga por el piso, por ello, no es de extrañar que se oferten viviendas que no cumplan con la realidad.

Es normal que se mida mal, que algunos metros cuadrados estén ocupados por muebles, o halla espacios perdidos y metros con las esquinas y columnas, pero si un piso es grande y mide 110 metros cuadrados no puede ser que al final nos quede en uno de 80.

Nuestra recomendación es que llevéis siempre con vosotros un metro para medir y hacer varias consultas previas del piso antes de ir. Por otro lado, siempre que podáis es mejor verlo en persona después de consultar fotos en los anuncios donde esté publicado.

Precisamente, el tema de las fotos es otro problema que critica mucha gente. Y es que hay pocas fotos o si hay muchas suelen estar mal hechas, tienen poca luz y no se ve demasiado bien. Lo más normal en estos casos es desconfiar y quitar la vivienda de la lista de inmuebles que nos interesen.

Sin embargo, siempre merece la pena visitar una vivienda para comprobar que las fotos no siempre se ajustan a la realidad.

Otro problema de los anunciantes es colocar una dirección mal, ofertar un piso que ya está vendido o peor aún, hacer anuncios duplicados con precios diferentes y desfasados.

Es normal que la gente cometa errores, pero no se puede publicar una casa en diferentes plataformas y pedir un precio en una de ellas y otro diferente en el resto.

Para evitar todos esos problemas, debemos ver el mercado sin obsesionarnos, realizar varias consultas diarias y realizar un listado de las viviendas que más nos interesen. Una vez tenemos una idea general podemos consultar a nuestro asesor y dejarnos aconsejar.

Es muy posible que ahorremos tiempo con llamadas a ciertos inmuebles si se los mencionamos previamente a nuestro agente inmobiliario ya que conoce cómo se mueve el mercado.

En todo caso, lo recomendable para evitar las cosas que molestan al buscar vivienda es una búsqueda constante, que compruebes la vivienda en diferentes plataformas, consultes las fotografías y el estado del piso, que revises las dirección antes de una visita y por supuesto, te dejes aconsejar por expertos.

¡Esperamos que estos consejos te ayuden a comprar la casa de tus sueños! Y si todavía no la has encontrado, no dejes de buscarla. ¡Si necesitas ayuda no dudes en consultarnos!

funciones de un agente inmobiliario

¿Cuáles son las funciones de un agente inmobiliario?

En cada sector es necesario contar con profesionales que sepan hacer bien su trabajo y cumplir con sus responsabilidades. En el caso del mundo inmobiliario los actores principales, además de los dueños y los inmuebles, son los agentes inmobiliarios, pero, ¿cuáles son las funciones de un agente inmobiliario?, ¿por qué es tan importante contar con los servicios de estos profesionales?, pero sobre todo, ¿a qué se dedican y qué hacen?

Hoy vamos a responder a todas estas preguntas y muchas más. Y es que sin los agentes el trabajo inmobiliario sería un caos. Por ello, lo primero es definir qué es un agente inmobiliario y qué no.

¿Qué es un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario es una persona que se dedica a la venta de propiedades, las visita y enseña a los futuros compradores, se encarga del papeleo de compra-venta, evalúa la situación del mercado inmobiliario, pacta las condiciones con los dueños, y por supuesto ejerce de gestor y asesor inmobiliario.

En su día a día, un agente inmobiliario puede llegar a ejercer diferentes papeles y cubrir responsabilidades en diferentes áreas tales como el sector comercial (venta, marketing y captación), la asesoría legal y gestor (burocracia, papeleos y contratos) y finalmente la de profesional que estudia el mercado.

Es decir, suele ser un todo terreno, que toca diferentes partes del mundo inmobiliario. El mejor agente inmobiliario no es aquel que sabe de todo, sino que sabe aprovechar sus mejores virtudes y destaca entre el resto de compañeros.

Por ejemplo, si el agente comercial tiene un gran espíritu comercial y se le da bien el trato con clientes puede aprovechar esta ventaja para destinar más tiempo en esta tarea y dejar los trámites en manos de sus compañeros. El caso es conocer sus virtudes, potenciarlas y sacarles ventaja.

Funciones de un agente inmobiliario, ¿cómo es su día a día?

Está claro que las funciones de un agente inmobiliario varían de una agencia a otra, e incluso de una ciudad a otra. Y es que no es lo mismo trabajar en una gran ciudad donde existe mucha competencia y mercado de propiedades que en un municipio con un mercado más reducido o estacional como ocurre en el verano en los lugares cercanos a la costa.

Evidentemente, el trabajo no es el mismo en una agencia grande que otra pequeña, pero los agentes suelen realizar las mismas funciones, lo que varía es la cantidad o el número de horas que le dedica a cada una.

Funciones administrativas

Un agente inmobiliario tiene más papeleo que cubrir que un agente de la autoridad, jeje. Y es que aunque parezca mentira muchas veces se tiene que ocupar de realizar tareas como redactar los contratos de compra-venta, lidiar con la notaría y representantes legales, conocer los derechos y obligaciones de los propietarios, y un largo etc.

Por si fuera poco, debe conocer las reglas de juego del mercado y saber cuáles son las leyes que afectan a cada municipio, las normativas de arrendamientos. En definitiva, saber qué cosas están permitidas y son legales y cuáles no.

Tener el conocimiento de todas estas cuestiones no solo es necesario sino que debe plasmarlas en el papel a la hora de redactar los contratos con los clientes, o la hora de dar una oferta, solicitar un presupuesto y demás. Y es que, aunque no lo parezca, la burocracia y el papeleo es suficiente como para tener sentado a un agente trabajando toda su jornada laboral.

Tareas comerciales

Afortunadamente, los agentes inmobiliarios tienen una parte más divertida que el tema administrativo, nos referimos a las funciones comerciales, es decir, la venta pura y dura. Esta parte suele ser la favorita de muchos agentes ya que digamos aquí se juegan gran parte de su trabajo, su salario y su reputación.

Las tareas comerciales de un agente abarcan bastantes cuestiones, desde el trato con los clientes a la hora de gestionar el precio del inmueble, hasta la parte de marketing, es decir, mostrar el piso en persona, o ponerlo a la venta en plataformas y bases de datos.

Además de todo lo anterior, tienen que estar atentos y buscar nuevos clientes con los que conseguir nuevos contratos. Esta, quizá, sea la función más pesada en cuanto a tiempo y esfuerzo se refiere, pero sin duda merece la pena invertir tiempo en esta parte para tener siempre una cartera de clientes.

Labores de negociación

La parte más decisiva y donde se juega todas sus cartas un agente es en el proceso de negociación, es decir, la hora de firmar la venta. Pero para llegar hasta aquí hace falta un trabajo previo, en ocasiones, de muchas horas, llamadas y visitas, es decir, de tacto y negociación para conseguir el resultado final, una venta.

La negociación de una vivienda es posiblemente la que menos horas le dedique un agente de forma directa, posiblemente, en torno a un 20 o 30 %. Sin embargo, todas las responsabilidades y tareas de un agente conducen directa o indirectamente al punto crucial, la venta.

Precisamente por ello, las funciones de negociación son las más específicas y donde debe destacar un agente. En resumen, los mejores agentes son aquellos que destacan negociando.

Para ello deben ser buenos conocedores de las personas, saber definir y cualificar a un cliente del sector inmobiliario, y por supuesto saber usar todas las armas a su favor para promocionar una vivienda como el telemarketing inmobiliario o mediante leads inmobiliarios.

Finalmente, añadir que para negociar es necesario conocer las necesidades de los potenciales clientes y destacar en el arte de empatizar con el cliente. Conocer a las personas y saber ponerse en su piel es fundamental en las labores de negociación.

Requisitos de un agente inmobiliario

En un artículo anterior hemos hablado de los requisitos necesarios para trabajar como asesor inmobiliario. Sin embargo, debemos saber que en España el trabajo de agente inmobiliario tiene mucho intrusismo ya que no requiere de un título o licencia oficial.

A pesar de esto, es necesario cumplir una serie de requisitos y tener ciertas habilidades para ejercer en el mundo del ladrillo como la empatía, destacar como comercial, tener un buen trato con el cliente, saber escuchar, ser paciente, profesional y buen investigador.

Si quieres dedicarte al mundo de la vivienda y quieres ejercer como agente ya sabes lo que tienes que hacer. Y si estás buscando una agencia para trabajar, ¿por qué no nos mandas tu currículum?

telemarketing inmobiliario para captar viviendas

Telemarketing inmobiliario para captar viviendas

El mundo del marketing inmobiliario ha sufrido grandes cambios con la llegada de internet y las plataformas digitales donde se pueden poner a la venta la gran mayoría de viviendas del mercado. Sin embargo, existen otras formas igualmente efectivos como el uso del telemarketing inmobiliario para captar viviendas, vender o alquilar.

Estas formas tradicionales se aprovechan de las ventajas que ofrecen las llamadas por teléfono para hacer una prospección rápida y conseguir nuevos clientes o viviendas que añadir a nuestra cartera. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

En este post te explicaremos cómo sacar rendimiento a esta forma de marketing y maximizar nuestro tiempo y esfuerzo con una herramienta, el teléfono, que si la usamos bien puede ayudarnos a conseguir más ventas y clientes gracias a un contacto en persona al conseguir atraer el propietario.

La importancia de una llamada de calidad

El telemarketing inmobiliario tiene como función concretar el mayor número de entrevistas con futuros clientes para ofrecerle inmuebles que tenemos a la venta, o incluso en forma de alquiler.

Las agencias dedicadas a la venta y alquiler de viviendas usan el telemarketing como una herramienta alternativa para conseguir una cita con los propietarios. De esta forma, las inmobiliarias aumentan la posibilidad de conseguir una venta al enseñarle su manera de trabajar, hacerle un estudio de mercado personalizado, generar y transmitir confianza en persona.

Aunque es posible conseguir todo lo anterior con una llamada, la realidad es muy tozuda y nos muestra que para conseguir una venta es más efectivo el trato en persona ya que para conseguir una venta por teléfono tendrías que llamar muchas veces, y aún así no se obtendrían los resultados esperados.

Pero lo bueno de una llamada es que prepara el terreno para una futura venta al acercar al cliente o propietario a nuestra empresa.

Eso sí, el contacto telefónico debe seguir una serie de normas básicas si queremos que el cliente se acerque a nosotros. La llamada perfecta debe tener un guión preparado, un tono adecuado para conectar con el propietario y la paciencia suficiente para escuchar con atención.

Aprovechar la prospección telefónica

“Si la montaña no viene a MahomaMahoma irá a la montaña”

Esta famosa frase atribuida a Francis Bacon significa que si las cosas no se dan como pensábamos, es decir, si no captamos pisos, habrá que buscar alternativas y formas diferentes para conseguirlo, por ejemplo, haciendo telemarketing inmobiliario para captar viviendas llamando a propietarios.

Por ello, es importante recordar que la llamada es una toma de contacto, no una venta. Se trata de obtener una cita, de entablar una conversación telefónica y generar un primer contacto.

Evidentemente esta llamada puede tener varios finales que dependerán de la habilidad del vendedor.

Sin embargo, los expertos afirman que si sabemos hablar bien por teléfono, y da igual que sea saliente o entrante, tendremos más posibilidades de cerrar una venta en las próximas dos semanas.

¿Quieres saber cómo hacer la llamada perfecta?

El objetivo principal de cualquier llamada que hagamos o recibamos es conseguir una visita a nuestra oficina que ayude a afianzar la relación entre el cliente y nosotros, los agentes. Una visita ayudará a conocer al futuro comprador, conversar con él y establecer un contacto físico necesario en casi todas las operaciones comerciales.

Pero sobre todo, nos permite ofrecerle nuestros servicios y destacar de otros vendedores y agencias. De hecho, nuestra competencia no son otras agencias y vendedores, sino los propietarios. Es a ellos a quién debemos convencer, ellos son los dueños y ellos tienen el capital en forma de propiedad, es decir la vivienda.

Por ello, si los convencemos para visitar nuestras oficinas tendremos la mitad del trabajo realizado.

Para ello, hay que transmitir profesionalidad para generar confianza y apelar no solo a las emociones para cerrar un trato favorable para ambas partes sino a realizar un buen trabajo al ofrecerle un estudio de merado específico y una oferta a medida que el dueño no pueda rechazar.

A pesar de que el marketing telefónico es una forma para captar, es diferente del trato cara a cara, de ahí que la persona que quiera aprender a hacer telemarketing inmobiliario debe dedicarle tiempo y esfuerzo.

La clave es no perder la paciencia y seguir estos consejos:

  • Establece contacto con cada cliente y haz un seguimiento usando otros medios de comunicación como mandar un correo, enviar un WhatsApp o cualquier otra herramienta que ayude a resolver sus dudas, generar confianza y mostrar profesionalidad.
  • Debes tener claro qué clase de cliente o perfil inmobiliario es para mejorar el proceso de venta. Así mismo, el agente debe tener preparado todo el material de la vivienda y saber detalles importantes como la situación de la vivienda, el precio del metro cuadrado en la zona, las escuelas, supermercados, hospitales y servicios cercanos que hay en la zona que revalorizan el precio del inmueble.
  • Hacer una oferta concreta y saber esperar. Muchas veces los vendedores intentan acelerar el proceso de venta, pero cada cliente es diferente y todos tienen su propio ritmo por lo que es fundamental saber esperar y no presionar en exceso. Eso sí, tampoco se debe esperar demasiado. Se trata de concertar una cita y no una venta. En el caso de que le hayamos enviado una propuesta de comercialización lo recomendable es esperar entre un día o dos para que el cliente tenga tiempo para pensar.
  • Las llamadas deben ser cortas e ir preparadas con un guión. ¡No te preocupes, el guión y la experiencia se cogen con el tiempo!
  • Una cuestión que muchos vendedores olvidan es llamar a horas intempestivas, llama a horas donde sepan que te van a coger, y en el caso de que el cliente te coja y no pueda responderte en ese momento es buena idea preguntar a qué hora podemos llamar de nuevo.
  • La escucha activa es una habilidad que debe tener todo vendedor. Lo mismo sucede en el telemarketing inmobiliario, el problema es que por teléfono es difícil captar el tono del cliente lo que dificulta la escucha, por ello, debes escuchar atentamente el tono de voz del otro lado de la línea, usar la inteligencia personal, apelar a las emociones y preguntar sin dar la sensación de interrumpir.
  • Usa palabras cortas y emocionales. Las palabras más usadas del telemarketing son:“buenos días o tardes; gracias; sí, por favor y el nombre de la persona que nos está escuchando”.
  • Transmite tu energía positiva a la persona que tienes del otro lado de la línea. Debes generar interés con la palabra, pero también es importante el tono de voz. Para ello, deberás ensayar previamente antes de coger el tono. ¡Recuerda, no es lo qué dices, es cómo lo dices y cómo lo interpretan!

Las ventajas de usar el telemarketing inmobiliario para captar viviendas

El teléfono nos ayuda a contactar con clientes si lo sabemos aprovechar bien. Pero para ahorrar tiempo y hacer más ventas no podemos estar todo el día al teléfono. Se trata de usar el teléfono como herramienta para captar, pero es necesario tener un guión y saber que el trato cara a cara es el mejor.

La clave del telemarketing es que al menos nos vuelvan a llamar y lo ideal es que consigamos una cita en persona con el propietario. Evidentemente, esto no siempre sucede así, por lo que debemos estar preparados para recibir algún no de vez en cuando.

Las negativas no deben desanimarnos y es que si hacemos un buen trabajo veremos la recompensa con el tiempo.

De hecho, los beneficios del telemarketing inmobiliario pueden igualar a los de una venta cara a cara si seguimos los consejos anteriores. Fíjate todo lo que puedes conseguir con una buena llamada telefónica:

  • Generar curiosidad e interés en el cliente.
  • Mostrar profesionalidad y confianza.
  • Mayores posibilidades de cerrar una venta en las próximas semanas.
  • Ahorrar tiempo con las visitas, la mitad del trabajo la puedes hacer por teléfono.
  • Resolver dudas del cliente y generar confianza.
  • Conseguir buenas referencias, por lo tanto, nuevos clientes y ventas.

Añadir que las ventajas del telemarketing inmobiliario están contrastadas por todas las compañías y agencias que usan este sistema, sin embargo, tiene sus reglas y debe hacerse de forma efectiva si quiere conseguirse resultados.

Y finalmente, cabe recordar que el telemarketing inmobiliario no se trata de vender inmuebles por teléfono, sino de conseguir contactos y visitas para vender en persona.

¿Y a ti te han gustado estas tácticas de venta telefónica?, ¿las has puesto a prueba? ¡Déjanos un comentario más abajo y dinos si te han funcionado!

evitar los timos inmobiliarios más comunes

¿Cuáles son los timos inmobiliarios más comunes y cómo evitarlos?

Imagina por un momento que llevas ahorrando dinero años para cumplir el sueño de tu vida, comprar una casa o un piso, pero a la hora de entregarte el piso te estafan y no te entregan lo que es o pierdes dinero. Al margen de los sentimientos, lo peor no es el dinero, sino todo el esfuerzo y tiempo perdido. Para evitarlo vamos a hablar de los timos inmobiliarios más comunes y os daremos una serie de normas y consejos para evitarlos.

Continue reading “¿Cuáles son los timos inmobiliarios más comunes y cómo evitarlos?”

técnicas para empatizar con un cliente

¿Cómo empatizar con un cliente del sector inmobiliario?

En el mundo inmobiliario no hay mejor forma para conseguir más ventas y resultados que empatizar con un cliente. Piénsalo bien, si eres capaz de causar una buena impresión tienes más posibilidades de éxito al realizar una operación comercial. Y eso es muy importante si cabe en un sector como el inmobiliario donde la compra de una vivienda suele ser la inversión más importante en la vida de los clientes.

Continue reading “¿Cómo empatizar con un cliente del sector inmobiliario?”

cualificar al cliente del sector inmobiliario

¿Por qué es importante cualificar al cliente del sector inmobiliario?

La compra y venta de una vivienda es una de las mayores inversiones que puede realizar una persona a lo largo de su vida. Por ello, los compradores y vendedores necesitan llevar a cabo un trabajo de investigación de sus clientes mediante el acto de cualificar al cliente del sector inmobiliario para poder asegurar la venta y transacción comercial.

Continue reading “¿Por qué es importante cualificar al cliente del sector inmobiliario?”

calificar a compradores de vivienda

¿Cómo calificar a compradores de vivienda?

A la hora de comprar una vivienda y solicitar una hipoteca para poder pagarla se deben cumplir una serie de preguntas y test de riesgo por parte de la entidad bancaria. En otras palabras, nos califica como compradores o pagadores para saber si le podemos devolver el dinero en tiempo y forma. Calificar a compradores de vivienda es una práctica habitual en el sector inmobiliario y que copia un poco lo que hacen los bancos.

Continue reading “¿Cómo calificar a compradores de vivienda?”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies