derechos de un inquilino

Alquiler de una vivienda: ¿cuáles son los derechos de un inquilino?

¿Vives de alquiler y tienes firmado un contrato? Entonces necesitas saber cuáles son los derechos de un inquilino a la hora de acceder a la vivienda.

Sigue leyendo y descubre tanto los derechos como las obligaciones que tienes en este artículo en el que te detallamos todo lo que tienes que saber cómo arrendatario antes de firmar un contrato.

¿Cuáles son los derechos de un inquilino cuando está de alquiler?

Un arrendatario es aquella persona que tiene como principal derecho poder utilizar y hacer uso de ocupación legal de una vivienda.

En otras palabras, se trata de un inquilino de una vivienda y al igual que el propietario del mismo también tiene obligaciones y derechos que debe conocer cuando firma su contrato de alquiler.

Obviamente, este contrato debe ser firmado conjuntamente por el propietario y el inquilino antes de que éste se mude a la vivienda y por el mero hecho de estampar una firma se tiene derecho a una serie de beneficios legales.

Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • El derecho a vivir en una propiedad segura y en buen estado de conservación.

Esto significa que como inquilino debes tener una vivienda libre de reparaciones y obras y estar apta para vivir desde el primer momento. En caso de no estarlo puedes reclamar al propietario que tome medidas en forma de reparaciones para mantener el buen estado de la vivienda. Y no solo eso, también tienes derecho a reclamar las reparaciones necesarias para mantener el buen estado de la vivienda.

  • El derecho a estar protegido contra el alquiler injusto y el desalojo injusto.

Esta medida implica que tienes derecho contra una medida de desahucio y protección por un desalojo injusto. Esto es realmente importante en estos tiempos post coronavirus donde muchos propietarios tienen miedo de una ocupación ilegal o a los impagos debido a su aumento en los últimos tiempos.

En este caso es importante saber que como inquilino tienes la obligación legal de pagar la renta cada mes, pero una cosa es retrasarse unos días en el pago y otra dejar de pagar uno o dos meses.

En este sentido, el propietario puede y debe llamarte la atención y reclamar el pago de los mismos. Para ello, hay varias opciones: solicitar el desahucio por impago, finalizar el contrato o ambas cosas a la vez.

Si siempre has sido un inquilino solvente y siempre has pagado religiosamente cada mes lo normal es pagar lo que debes y que no tengas mayores problemas. Debes saber que no te pueden desalojar por dejar de pagar un par de días. Eso sí, si debes más de un mes la cosa es diferente.

  • Tienes derecho a que se te devuelva el depósito una vez se acabe el alquiler.

Esto tiene truco, para ello debes leer bien los términos que tiene tu contrato. Si no tienes cargas pendientes como pagos tienes derecho a obtener la fianza depositada al inicio de la firma del contrato.

En este sentido, tendrás la capacidad de recuperar y reclamar cualquier carga o pago que creas que es «excesivamente alta”.

  • Derecho a rescindir el contrato antes de acabar el plazo del alquiler.

Este punto es muy interesante para un inquilino que vive en una ciudad y quiere moverse a otra por cuestiones laborales u otras razones. Como inquilino tienes derecho a moverte a otro lugar y poder dejar el contrato sin más. Para ello, debes avisar con tiempo al propietario y notificarlo con al menos un mes de antelación.

En el caso del propietario debe notificarte con cuatro meses de antelación. Para ejercer este derecho de rescisión deben cumplirse varias cosas.

La primera es que tienen que pasar al menos seis meses desde la firma del contrato. La segunda es la notificación con un mes de antelación.

Esto se aplica tanto a los contratos de larga duración como los de corta duración. Por otro lado, el contrato se puede prolongar una vez acabe el tiempo estipulado durante otros tres años siempre que el inquilino sea una persona física. Nos referimos a contratos de arrendamiento de largo plazo o de 5 años.

  • Derecho de tanteo de la vivienda.

Siempre que se haya vendido la propiedad el contrato de alquiler se debe respetar. Pero también existe otro derecho y es el de tanteo de la vivienda para su compra o adquisición.

No es lo mismo que el alquiler con derecho a compra, pero es parecido al derecho de adquisición preferente que todo inquilino tiene si el propietario decide venderla.

En este sentido, debes saber que puede existir una cláusula que lo indique y puede ser quitada del contrato por mutuo acuerdo de las dos partes.

De no ser así como inquilinos tenemos derecho al tanteo y retracto de una oferta si así lo consideramos.

Si tenemos firmado un alquiler con derecho a compra la parte pagada durante el tiempo de duración del mismo se debe descontar del alquiler.

Otros derechos y obligaciones no menos importantes:

  • Conocer la identidad de su propietario.
  • Vivir en la propiedad sin ser molestado. Es decir, tenemos derecho y podemos impedir que el propietario entre en la vivienda sin permiso. Es más, podemos denunciarlo si no está acordado entre ambas partes. Para ello, el arrendador debe notificar al inquilino cuándo y cómo acceder a la vivienda.
  • Derecho a poder ver el certificado de rendimiento energético (EPC) de la propiedad, y excepto en circunstancias muy específicas, debe ser calificado como un mínimo de E.
  • Tener un acuerdo por escrito si tiene un alquiler de plazo fijo de más de tres años.

¿Qué debe incluir el contrato de alquiler?

El contrato de alquiler debe contener los siguientes elementos:

  • Detalles del propietario y el inquilino.
  • Descripción de la propiedad.
  • Cantidad de la renta y condiciones de pago.
  • El tiempo de duración del contrato. Se pueden añadir cláusulas indicando ampliaciones posteriores al plazo inicial firmado.
  • Cualquier otra disposición legal que ambas partes (propietario e inquilino) acuerden.

Finalmente, indicar que como todo acuerdo legal y contrato firmado entre dos partes siempre pueden surgir problemas legales y contratiempos.

En caso de duda o problema nunca está de más acudir a un experto en la materia.

En este sentido, una agencia inmobiliaria es el aliado perfecto para temas de consulta en materia de contratos. Y no sólo eso, también te podemos ayudar a encontrar el piso de alquiler que necesitas y se ajusta a tus necesidades.

Por ello, en Renovalia Inmobiliaria estamos para lo que necesites y brindarte toda la información bien sea en forma de noticia en nuestro blog inmobiliario, en persona o por teléfono. ¡Tú elijes!

Alquiler con opción de compra

Alquiler con opción de compra: ¿qué es y cómo funciona?

¿Eres propietario o inquilino y buscas piso? Entonces igual te interesa saber en qué consiste el alquiler con opción de compra.

Si ese es el caso sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta interesante opción que cada vez está ganando más peso entre propietarios e inquilinos.

Alquiler con opción a compra, ¿qué es?

El modelo inmobiliario en España está sufriendo un cambio moderado, pero que cada vez sitúa al alquiler con opción de compra como una forma interesante para los inquilinos ya que permite optar a un piso para poder comprarlo en un futuro.

Y es que a pesar de que el arrendamiento ha interesado poco a los españoles, vivimos tiempos de crisis post coronavirus y la pandemia parece que ha cambiado los hábitos de vida de la sociedad.

Las cifras oficiales del alquiler tradicional así lo confirman ya que el mercado de alquiler ha aumentado durante estas últimas fechas.

Si ya desde la pasada crisis del 2008 aumentó el arrendamiento, desde hace unos 5 años el mercado del alquiler está sufriendo un incremento que incluso ha creado una pequeña burbuja en las grandes ciudades.

De hecho, el aumento del precio del alquiler es una de las razones por las que mucha gente prefiere comprar.

Sin embargo, la compra o hipoteca de un piso es una apuesta arriesgada si antes no conocemos la vivienda. Y aquí es donde entra en juego el alquiler con opción a compra.

Pero, ¿cómo funciona exactamente este sistema? En realidad, es bastante sencillo. El alquiler con derecho a compra de una propiedad consiste en una vivienda en la que se reside durante un tiempo determinado con una opción de tanteo para su adquisición.

Para tener derecho a esta opción de compra se firman dos contratos en uno solo. Este contrato dividido en otros subcontratos tiene dos opciones. El primero establece las condiciones del arrendamiento y la segunda parte u opción contempla las condiciones de compra.

Condiciones de adquisición

Eso sí, aquí es donde entran en juego muchas cuestiones que hay que resolver.

Lo primero que debemos saber es que la adquisición no es obligatoria y en caso de hacerlo debe hacerse durante un tiempo establecido en el contrato del alquiler.

Siempre es posible hacerlo una vez pase el periodo de prueba si nos ponemos de acuerdo con el propietario o bien si este necesita vender sí o sí.

Sin embargo, lo normal es que si nos interesa el piso o propiedad presentemos una oferta durante el tiempo establecido en el contrato.

Este contrato de alquiler dividido en dos partes permite a los inquilinos disponer de una vivienda en condición de alquiler durante el tiempo que dure el contrato.

Esta parte de alquiler suele ser larga y se suele establecer un tiempo de 2 a 3 años.

Lo ideal es que pasado ese tiempo y habiendo conocido ya el sitio donde hemos vivido el inquilino presente una oferta para su compra.

Entre los puntos positivos de la adquisición es que el propietario nos descontará de la compra la parte proporcional al alquiler que hemos pagado durante el tiempo que hemos vivido en la propiedad.

Es decir, el dinero del alquiler no está perdido ya que lo recuperamos en forma de inversión en una especie de hipoteca por adelantado.

Pongamos por caso que el alquiler es de 500 euros al mes y que hemos firmado un contrato de 3 años, lo pagado durante este tiempo corresponde a la cifra de 18.000 euros.

Estos 18.000 euros serán descontados del total del coste del piso. Así, si la propiedad cuesta 150.000 euros nos quedará en 132.000 euros.

Puntos positivos y a favor del alquiler con opción a compra.

Si bien es cierto que el alquiler con derecho a compra no es perfecto ni sirve para todo el mundo tiene muchos puntos a favor que os detallamos a continuación.

  • Este sistema es beneficioso para ambas partes. El propietario se asegura un contrato de alquiler de larga duración y la “posible” compra de la propiedad. El inquilino gana tranquilidad y sabe el precio de partida. Además, todo lo que pague de alquiler lo descuenta en el futuro.
  • Los intereses pagados por la hipoteca son menores ya que el abono al banco es menor. Por lo tanto, la cantidad total de la hipoteca será menor con un pago menor de intereses.
  • El propietario tampoco pierde ya que además de asegurarse un inquilino durante el contrato puede subir el precio del alquiler en base al índice IPC. Por si fuera poco, también puede beneficiarse de los gastos que tengan relación con el mantenimiento, la basura, la luz, el agua o la comunidad que los paga el inquilino.
  • Ventajas fiscales para el arrendatario ya que se puede beneficiar de las ayudas fiscales del alquiler. Eso sí, debe cumplir las condiciones para ello así como residir en la localidad o Comunidad Autónoma donde se conceden.

Eso sí, a pesar de tener ventajas para todas las partes es posible que este sistema no funcione para algunos compradores que buscan una vivienda temporal y que cambian cada dos por tres de ciudad o trabajo.

Sin embargo, el alquiler con opción de compra es una interesante opción que puede interesar a muchos propietarios y también inquilinos que nunca habían contemplado este sistema.

En el caso de que seas arrendatario o arrendador y te interese un piso para vivir o comprar te invitamos a que estudies seriamente esta posibilidad. ¡Igual es para ti!

Si eres dueño y tienes dudas con el contrato o no lo ves claro, no te preocupes, en Renovalia Inmobiliaria somos expertos en alquiler y compra de viviendas y podemos ayudarte a resolver todas tus dudas.

Si eres inquilino y quieres ahorrarte un dinero en la hipoteca considera esta opción. Recuerda que no es una opción para todo el mundo, pero tiene muchos puntos positivos e igual te interesa.

¡No olvides que cada semana publicamos noticias referentes al mercado inmobiliario en nuestro blog inmobiliario donde os informamos de todo lo que pasa en el sector!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a infogranada@renovaliainmobiliaria.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?