preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso

¿Cuáles son las preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso?

Antes de adquirir una vivienda es necesario pararse a pensar con detenimiento qué piso o casa es la que quiero, cuánto dinero estoy dispuesto a pagar, hasta cuándo quiero esperar y cómo voy a pagarla y buscarla. Responder bien a las preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso es necesario si queremos hacer las cosas bien, es decir, comprar a un precio justo y el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Un piso no se parece a ninguna otra compra que hagamos en la vida, y es que en la mayoría de las ocasiones es una adquisición que supera lo que ganamos en un año multiplicado por cinco.

Teniendo en cuenta que el salario medio en España es en el 2017 fue de 26.535 euros brutos al año y el precio de una hipoteca media en los últimos años ronda los 10o.000 euros nos podemos hacer una idea de lo que nos cuesta pagarla.

No en vano, las hipotecas se firman en plazos a pagar de 20, 25 e incluso 30 años por lo mucho que cuesta adquirir una vivienda. De ahí que sea necesario plantearse una serie de cuestiones antes de adquirir una vivienda. ¿Estás interesado en comprar una vivienda y quieres saber cuáles son?, sigue leyendo, te contamos todo.

Preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso

Las cifras del mercado inmobiliario del 2017 (532.367 vendidos pisos según Fomento, la mejor cifra desde 2008) apuntaban a que este 2018 seguiría en estado alcista y efectivamente es algo que está ocurriendo.

Sin embargo, precisamente por el aumento de la demanda el precio de los pisos se está disparando e igual debes plantearte otras alternativas más económicas.

Y es que el presupuesto es lo primero que debe regir tu cabeza a la hora de adquirir una propiedad. De ahí que las primeras preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso sean de tipo económicas.

Por ejemplo:

Una vez tienes claro tus necesidades es hora de iniciar la búsqueda de la misma. Pero dependiendo de para qué la quieres (segunda vivienda, inversión, primera vivienda) igual es bueno estar abierto a diferentes ofertas que puedan aparecer en el mercado ya que nunca se sabe cuándo va a aparecer la casa de nuestros sueños.

Te aconsejamos que explores opciones interesantes y más baratas como los préstamos entre particulares o también llamado crowlending, el crowfunding o incluso la compra sobre plano de la que te dejamos un artículo que te recomendamos leas con calma por si te interesa estudiar esa opción.

Y es que a veces merece la pena estudiar otras opciones que no habíamos considerado en un principio y una vez las vemos y analizamos igual nos hace cambiar de opinión.

¿Para qué queremos el piso para alquilar, vender o vivir en él?

Por ejemplo, si buscamos un piso para venderlo en un corto periodo de tiempo es recomendable analizar la rentabilidad media de los alquileres de la ciudad donde estamos buscando ya que igual no compensa venderlo y sí alquilarlo.

Por otro lado, piensa en opciones de pago, el nivel de riesgo de la vivienda y saber si merece la compra. Para ello es necesario consultar el mercado y estudiar los siguientes factores: superficie, localización, características y número de habitaciones, cuánto cuesta, dónde está ubicado, etcétera.

Si tienes dinero ahorrado para invertir es mejor no pedir una hipoteca ya que éstas se van a llevar parte de nuestro dinero en los intereses a pagar al banco.

Además, las hipotecas no son como hace unos años ya que los bancos no conceden el total del precio del piso, lo común hoy en día es que nos ofrezcan un máximo del 80 % del valor total del piso.

El resto debe ser aportado por nosotros a lo que se debe añadir los gastos de compra, I.V.A o I.T.P, gastos de notaría, de registro y los impuestos correspondientes.

Calidad del piso, los materiales y el certificado energético

Una vez os hemos respondido al factor económico y cómo pagar es momento de plantearse otras preguntas no menos importantes. Por ejemplo, la casa que quieres comprar tiene certificado energético, cuenta con plaza de garaje, cuántas habitaciones son, y los materiales.

Estas cuestiones influyen y mucho, si vamos a comprar un coche eléctrico en el futuro igual necesitamos un garaje con instalación eléctrica comunal.

En el caso de una pareja joven recién casada sin hijos es probable que necesitemos un piso de dos o tres habitaciones por si acaso en el futuro queréis ser papis y mamis.

Otro tema es el de la certificación energética y los materiales de aislamiento. Por ejemplo, cuanta más alta sea la certificación energética de la casa o piso menos vamos a pagar de electricidad y combustible de caldera ya que aísla mejor.

Por otro lado, contar con un aislamiento efectivo, paredes, dispositivos de protección solar, doble ventanal y sistemas aislantes no solo repercuten en la calidad de vida, sino también nos ayudan a pagar menos de factura y por si fuera poco revalorizan el precio de un piso con el paso del tiempo.

No es lo mismo comprar un piso antiguo con certificación energética media, en torno a D o E que uno alto que tenga un certificado A o B, o bien uno bajo que tenga una nota F o G.

Y es que el ahorro de una vivienda que tenga una nota elevada como la A o la B aumenta con el paso del tiempo. Piensa que la media de las calificaciones se encuentran entre las letras D y E que son la mayoría de los pisos de segunda mano que se encuentran a la venta.

Por norma general, los pisos nuevos contarán con una mayor certificación energética, eso sí, siempre la puedes mejorar por tu cuenta en el futuro ya que puedes colocar o cambiar elementos como el agua caliente, la calefacción y refrigeración por sistemas energéticos más baratos y menos contaminantes.

Eso sí,  si quieres comprar un piso deberías hacerte la pregunta de qué tipo de certificación quieres tu vivienda.

Esperemos que te hayan quedado claro cuáles son las cuestiones que debes plantearte a la hora de comprar o adquirir una casa. ¡Recuerda, plantéate si merece la pena comprar para vivir, para vender o alquilar!

Después de saber cuánto vas a pagar, estudia el terreno y el mercado y en caso de que tengas dudas acude a un profesional inmobiliario que te aconseje. Más tarde estudia lo que quieres, zona y ubicación, habitaciones y elementos del piso.

Con la recogida de toda esta información será el momento de decidir cuál es el piso que quieres comprar. Si te ha gustado el artículo no dudes en compartirlo, en dejarnos un comentario y sobre todo, seguir leyendo nuestro blog inmobiliario.

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies