Cuánto vale mi casa

¿Cuánto vale mi casa? Cómo calcular el valor de mi vivienda

Si estás planeando vender tu propiedad, pero no sabes calcular su valor, no te preocupes. Hoy respondemos a tu pregunta de cuánto vale mi casa mediante un cálculo y las características que afectan su precio.

Así, podrás hacerte una idea estimada de cuál es el precio que podrás recibir por tu casa o piso. Y es que una cosa es el precio de tasación, otra el precio de mercado y otra totalmente diferente es lo que puedes conseguir por tu casa.

Las razones son simples, no vale lo mismo un piso de tres habitaciones de 20 años situado en el centro de una gran ciudad que un apartamento en las afueras.

Además, tampoco nos podemos olvidar de las reformas, los servicios que tenga o el estado de la vivienda.

Todos estos factores pesan en el precio final y hay que valorarlos con calma y hacer números antes de vender.

¿Cuánto vale mi casa? Características y factores que afectan al valor de mi vivienda

El valor de una propiedad se basa en lo que los compradores dispuestos en el mercado paguen por ella, pero las necesidades de cada comprador son diferentes.

Por ejemplo, una familia puede sopesar aspectos de localización como escuelas y trabajos sobre el tamaño y condición o estado de la casa.

Sin embargo, tanto el estado como localización, los servicios y la cercanía a escuelas y supermercados son aspectos que debes tener para valorar el precio de tu vivienda.

Hemos resumido estos factores en este listado:

Estado de la vivienda

Cuanto mejor esté una propiedad y menos años tenga más valor tendrá. Está claro que las casas más nuevas se tasan a un valor más alto.

Esto se debe en parte al hecho de que partes críticas de la casa, como la fontanería, la electricidad, el techo y los electrodomésticos son más recientes y, por lo tanto, menos propensos a tener averías.

Esto lo que hace es generar ahorros para un comprador.

Además, existe otro aspecto, el tema de las garantías.

Por ejemplo, si un techo tiene una garantía de 20 años, ese es el dinero que un propietario ahorrará en las próximas dos décadas, en comparación con una casa más antigua que puede necesitar un techo reemplazado en sólo unos pocos años.

Por otro lado, algunos perfiles de compradores prefieren tener una casa lista para mudarse cuanto antes. Esto afecta al precio de la misma ya que se evitan gastos importantes en reparaciones, mantenimiento y reformas.

Nuestro consejo para evitarlo es que hagas una lista de mantenimiento y reparación de la casa para identificar las áreas claves de tu propiedad que necesiten algún tipo de reparación o bien para inspeccionarlas antes de venderla.

Número de habitaciones y tamaño de la propiedad

Al estimar el valor de mercado de tu piso o casa, el tamaño de la misma suele ser un elemento importante. Por norma general, los pisos más grandes interesan más y tienen más impacto positivo en las valoraciones.

El valor de una casa se suele estimar en el precio por metro cuadrado. Pero este aspecto también debe tener en cuenta donde está situada la casa o piso.

Dependiendo de dónde esté ubicada la propiedad, el precio por metro cuadrado puede ser un chollo o bien que paguemos más del precio medio de la zona.

Evidentemente, aquellos compradores que valoren la localización y el tamaño pueden acabar pagando mucho dinero por una vivienda. Sin embargo, este tipo de perfiles suelen ser los menos comunes.

Habitaciones, garaje y espacio útil

Además de los metros cuadrados, el espacio útil de una casa es otro aspecto importante que afecta en su valor final.

Los garajes, trasteros o semisótanos sin terminar generalmente no se cuentan en metros cuadrados utilizables. Así que si tienes una casa de 80 metros cuadrados con un garaje este no cuenta como espacio habitable, pero sí como servicio.

En realidad, lo más importante es el espacio habitable y la habitación que ocupe. Hay habitaciones que dan más valor a una propiedad.

Las habitaciones principales, los baños y las cocinas suelen ser las estancias más valorados y que más valor aportan a una casa. La reforma de una cocina y un baño moderno pueden revalorizar tu vivienda hasta un 20 % de su precio antes del inicio de las obras.

Localización, vecindario y servicios

Si tu casa está en el centro de la ciudad, o bien tiene alrededor un vecindario tranquilo lleno de parques y supermercados, sin duda su valor final será elevado.

Es posible que tu propiedad sea ideal para ti por estar cerca de casa de tu familia o trabajo.

Sin embargo, los tasadores determinan cuánto valor tiene una casa o piso en función de tres indicadores principales determinados por la ubicación de la casa.

Estos factores son los siguientes:

  • La calidad de servicios y cercanías como escuelas y hospitales.
  • Proximidad a supermercados, centros comerciales, de entretenimiento y recreativos.
  • Oportunidades de empleo y empresas en las cercanías.

Estos factores pueden influenciar el por qué algunos vecindarios tienen precios altos, y otros que están a pocos kilómetros de distancia no los tienen.

Además, la proximidad de unas buenas comunicaciones, metro y el transporte público también tienen un impacto en el valor de una propiedad.

A la hora de calcular el valor de una casa, la ubicación puede llegar a ser tan importante como el tamaño y la condición de la casa. Incluso, en ocasiones, la ubicación pesa más que los otros dos.

Formas para calcular el valor de una vivienda

A continuación, te detallamos los diferentes sistemas que existen para determinar el precio aproximado de una propiedad.

¿Cuánto vale mi casa?

  • Utiliza páginas web que se dediquen al mercado inmobiliario. En estos sitios puedes hacer comparativas o bien saber el precio de mercado aproximado de una determinada zona. Lo malo de este sistema es que suele ser estimativo y no del todo exacto.
  • Usa calculadoras de índice de precios de plataformas de venta. Haz un estudio pequeño mediante la evaluación de propiedades similares a la tuya en características, habitaciones, servicios y prestaciones.
  • Contrata a un tasador profesional. Sin duda, esta es una de las opciones más seguras. Por otro lado, ahorrarás tiempo y dinero.
  • Obtén un análisis comparativo de mercado. Para ello, tienes dos formas, o bien lo haces tú mismo mediante una base de datos que tendrás que hacer tú mismo o bien contratas a una agencia inmobiliaria para que lo hagan por ti. Ni que decir tiene que la última opción será la más precisa. Además, siempre puedes contratar tanto el estudio de mercado como cualquier otro servicio, incluida la venta o negociación del precio.

¿Qué es lo que hace una agencia inmobiliaria?

Entre otras cosas, los agentes o inmobiliarias pueden evaluar los siguientes aspectos:

  • El mercado: la región, la ciudad y el vecindario en el que se encuentra una casa.
  • La propiedad: características de la casa, incluyendo las mejoras y el terreno en el que se asienta.
  • Propiedades comparables: ventas, listados, vacantes, costo, depreciación y otros factores para propiedades similares en el mismo mercado.

Gracias a la recopilación de esta información se realiza un estudio final con el valor de la propiedad. Dicho informe sirve para crear una opinión final del valor de la casa y negociar la venta.

Así, sabrás el precio final exacto de tu propiedad y podrás jugar con él para conseguir más dinero a la hora de venderla misma.

Esperamos que os haya gustado este artículo de “cuánto vale mi casa” y puedas calcular el valor de tu vivienda siguiendo los consejos que te hemos indicado.

Si lo deseáis lo podéis compartir en redes sociales o bien dejarnos un comentario en caso de dudas.

Por otro lado, si queréis seguir informados sobre el sector no dejéis cada semana las noticias de nuestro blog inmobiliario.

Nuestros compañeros Mª Carmen González y Antonio Bazán nos resumen todos estos factores en este video



×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a infogranada@renovaliainmobiliaria.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?