alquiler por dueño directo

Alquiler por dueño directo: ¿Es ventajoso o no?

Hoy te vamos a contar los beneficios y puntos negativos del alquiler por dueño directo, así como explicarte cómo funciona este tipo de operaciones.

Alquiler por dueño directo: ¿qué es exactamente?

Tal y como dice el término, el alquiler por dueño directo, es arrendar una propiedad sin intermediarios de por medio.

Por ejemplo, cuando vemos un anuncio o un cartel que dice «se alquila por el propietario», debemos saber que esa casa o piso se ha puesto en el mercado sin la ayuda de un agente inmobiliario.

En este sentido, tanto si somos los dueños de la propiedad como si queremos alquilar debemos estar preparados para tratar y negociar única y exclusivamente con el propietario.

Esto no es del todo malo, y como sucede con todo en la vida es relativo y tiene unas ventajas y unas desventajas que vamos a comentar a continuación.

Alquiler por dueño directo, ventajas y desventajas

Comenzamos con lo bueno y los beneficios

Ahorro en la operación

Imagínate que vives en una gran ciudad y buscas alquilar un piso. Lo normal es acudir a una inmobiliaria en busca de diferentes ofertas.

No obstante, hoy gracias a las herramientas que nos proporciona internet podemos hacer el trabajo nosotros mismos. Esto permite tanto a los propietarios como a los arrendatarios ahorrarse un dinero en la transacción.

Sin embargo, este ahorro es variable ya que depende de muchos factores. Desde la habilidad del propietario a pactar por su vivienda a la ubicación, su estado, el número de habitaciones y otros aspectos como si el piso está amueblado o no.

Todo esto determinará el precio final del alquiler y por lo tanto el ahorro de la operación.

En este sentido, alquilar a un propietario puede ahorrarte dinero si le ofreces algo a cambio.

Piensa que si el propietario ha invertido bastante dinero en la vivienda es muy probable que sea muy receptivo a las reparaciones y al mantenimiento, ya que se trata de su única propiedad.

Si eres un inquilino habilidoso puedes intentar hacer tú algunas reparaciones y ahorrar dinero. Las ventajas de negociar directamente entre inquilino y casero es que no estáis limitados en la negociación.

Podéis hablar y tratar abiertamente cualquier aspecto del alquiler y de las tasas. Así, es posible llegar a un entendimiento.

Por ejemplo, es posible que a ti como propietario te compense que te pague una mayor cantidad para cubrir gastos de la comunidad o impuestos como la basura.

Hablando se entiende la gente y el inquilino te puede ofrecer diversas opciones interesantes. Desde un pago inicial para cubrir gastos, a una rebaja en el precio del alquiler pero incluyendo el pago de los impuestos.

Rapidez de la operación

Cuando nos metemos de lleno en un alquiler lo primero que queremos es acabar cuanto antes. Esto se debe a que es una operación ardua y en ocasiones difícil.

Lo bueno del alquiler directo es que el periodo de tiempo para llevar a cabo la operación puede ser menor que con una inmobiliaria.

Al tener un trato directo con los inquilinos el proceso es más ágil ya que te ocupas tú de todo y no tienes que estar pendiente del agente o la inmobiliaria.

Personalización del proceso

Tú decides cuándo y cómo alquilar, y también a quién. Si alguien no te gusta sencillamente no le alquilas el piso. Muchas veces las agencias presentan un número limitado de candidatos que limita nuestras opciones.

En este sentido tenemos completa libertad a la hora de escoger a nuestros inquilinos. Por supuesto, todo esto desde el punto de un propietario, pero lo mismo sucede con los inquilinos.

Si buscamos un piso por nuestra cuenta podremos negociar directamente con el casero y negarnos a seguir adelante si no nos convence.

Lo mismo sucede en sentido inversa. Esta personalización nos da libertad a la hora de escoger un inquilino.

Desventajas de alquilar sin utilizar intermediarios

Como decíamos antes, todo en la vida es relativo, y es que si bien es cierto que el alquiler directo puede ser una buena idea para cierto tipo de propietarios, no siempre compensa.

Los motivos son los siguientes:

Estás solo

Estar solo no es bueno ni malo. Todo depende del conocimiento que tengas y la habilidad para gestionar problemas. Si tienes recursos y conoces a las personas adecuadas no tiene que ser un problema.

Pero imagínate por un segundo que tienes un problema legal y no tienes a quién acudir. Nuestro amigo o conocido abogado no se dedica al tema inmobiliario y su ayuda es inútil.

De repente, estás solo.

Tendrás que acudir a un abogado especialista y consultar el caso en persona. Si tienes un problema con los pagos deberás hablar directamente con el inquilino.

Reza por tener suerte y no tener un inquilino moroso. Aunque existe la ley exprés que te permite echar a un moroso en menos de un año, prepárate para estar preocupado todo el día por el estado de tu piso.

Y eso si no tienes la mala suerte de tener que ir al juzgado y recurrir a un desahucio.

Evidentemente, nos estamos poniendo en el peor de los casos, pero lo cierto es que la tasa de morosidad lleva en aumento varios años por lo que no debemos descartar esta opción.

Consumo de tiempo y energía

El tiempo es oro. Y sobre todo, si no sabemos lo que estamos haciendo.

Aprender desde cero a buscar cómo manejar los directorios no es difícil, el problema de los directorios web es que son engorrosos y consumen mucho tiempo.

Piensa que tendrás que cubrir y rellenar datos en varios sitios para tener éxito. A ello súmale subir las fotos, hablar con cada cliente y consultar todas sus dudas.

En este sentido, es importante ya que en ocasiones las fotos engañan y muchos portales no dejan subir muchas imágenes.

Y si dejan cobran más dinero.

Por otro lado, tendrás que calcular el precio del alquiler y es posible que te equivoques la primera vez.

Esto aumenta el precio y las opciones de encontrar un inquilino. Eso sin mencionar que la tasa de éxito de estos portales no es muy alta ya que hay demasiada competencia y están abarrotados de anuncios.

Falta de recursos

Si eres una persona que pretende alquilar directamente vas a tener un problema muy gordo, la falta de recursos. Por ejemplo, si eres un particular lo vas a tener difícil a la hora de consultar los registros de morosos.

Este aspecto es clave para saber si un inquilino es de fiar o no. Si bien es cierto que hay gente que está en registros tipo RAI o ASNEF, por problemas con su compañía telefónica o un incidente menor, no es menos cierto que estas personas son minoría.

Otra falta de recursos con la que te podrás encontrar es la falta de un servicio postventa o a un abogado.

¡Y es que recuerda que estás solo! Todo esto es más fácil con un experto a tu lado.

Pocas facilidades de seguro de alquiler

Antes hablábamos de que un arrendador que opta por hacer un alquiler directo tiene falta de recursos, especialmente el acceso a directorios de morosos o al conocimiento que da conocer el mercado.

Sin embargo, existen más recursos como los seguros. En concreto, el seguro de alquiler que te da una tranquilidad absoluta al cubrir cualquier desperfecto protagonizado por los inquilinos.

Este tipo de servicios ofrece muchas cosas, desde la valoración del inmueble y las reclamaciones judiciales, hasta la gestión de averías y reparaciones o la investigación del inquilino y un estudio de solvencia.

Es decir, te permite alquilar de forma tranquila sin tener que preocuparte de nada.

Quebradero de cabeza y preocupaciones

Ser un propietario no es una tarea fácil. No todo el mundo sirve para ser casero. Las preocupaciones de un casero son muchas.

Debe convivir a diario con problemas como retraso en los impagos, atender a posibles reparaciones, tener una alta tasa de rotación, ser organizado o tener problemas legales.

Todo esto lo único que genera son situaciones de estrés y de no tener problemas. Por ello, es normal que mucha gente decida ir a lo seguro y acudir a expertos como agentes o una inmobiliaria.

Especialmente, cuando está avalada por el Código Andaluz de Calidad Inmobiliaria o CACI.

En resumen, las desventajas del alquiler por dueño directo son muchas y no siempre compensa el ahorro que te pueda dar.

Y a ti, ¿qué te gusta más?, ¿dejar el alquiler en manos de un experto o agente inmobiliario o bien optar por el alquiler por dueño directo?

¿Prefieres estar solo e intentar ahorrar dinero o ir a lo seguro y evitar problemas de todo tipo? En Renovalia Inmobiliaria además de ser expertos en gestión de alquileres contamos con un servicio de Alquiler Seguro para que el arrendamiento de tu propiedad no sea un quebraderos de cabeza para 

No lo dudes y déjanos tus comentarios, estaremos encantados de responderte.

¡Recuerda visitar nuestro blog inmobiliario si quieres estar informado de las últimas noticias y novedades del sector inmobiliario!



×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a infogranada@renovaliainmobiliaria.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?