evitar los timos inmobiliarios más comunes

¿Cuáles son los timos inmobiliarios más comunes y cómo evitarlos?

Imagina por un momento que llevas ahorrando dinero años para cumplir el sueño de tu vida, comprar una casa o un piso, pero a la hora de entregarte el piso te estafan y no te entregan lo que es o pierdes dinero. Al margen de los sentimientos, lo peor no es el dinero, sino todo el esfuerzo y tiempo perdido. Para evitarlo vamos a hablar de los timos inmobiliarios más comunes y os daremos una serie de normas y consejos para evitarlos.

Compra de una vivienda, la inversión de toda una vida

A nadie le gusta hacer una mala compra ni que le estafen y menos en la inversión más importante de nuestras vidas, una propiedad, casa o piso. Piensa que una vivienda o piso representa una compra que, en la mayoría de los casos, implica una hipoteca a 20, 25 o incluso en algunos casos unos 30 años.

Es decir, durante casi un tercio de nuestras vidas vamos a estar haciendo frente a un pago mensual al banco de una cantidad que supone la mitad de un sueldo y muy cercana al salario mínimo interprofesional.

Suponiendo que el importe medio de una hipoteca en España ronda los 120.000 euros la cuota mensual queda en poco más de 500 euros, en concreto, unos 519 euros.

Sin embargo, estos precios suben cada día, y mucho más en el 2018 que se calcula un aumento del 10 % del precio de los pisos, y por tanto, de las hipotecas. Por todos estos motivos económicos merece la pena invertir un poco más de tiempo y dinero para que la búsqueda de la propiedad de nuestros sueños sea una realidad y compra segura.

Fraudes y timos inmobiliarios más comunes

La mejor defensa es un buen ataque, para ello, antes de comprar lo primero que debemos hacer es un estudio del sitio donde vamos a comprar, de nuestras posibilidades económicas ya que no cuesta lo mismo un piso de dos que de tres habitaciones, así como de nuestras necesidades para ver si encajan otros pisos en nuestro presupuesto.

Por todas estas razones, vamos a estudiar en profundidad el mercado inmobiliario para evitar cometer errores.

Agencias inmobiliarias falsas

La forma de investigar debe combinar la búsqueda por la web, comentarios de personas cercanas que hayan comprado una casa y la búsqueda de profesionales e inmobiliarias de confianza. Pero, ¡ojo!, precisamente, ten cuidado ya que uno de los timos inmobiliarios más comunes es la existencia de inmobiliarias falsas o inexistentes.

Lo primero de todo es saber reconocer la presencia de profesionales y agencias inmobiliarias de fiar.

Para ello, tienes varias formas, la primera manera es consultar su página web y oficinas y comprobar que están adscritas a alguna plataforma profesional, tengan acuerdos de arbitraje o que pertenezcan a asociaciones inmobiliarias o similares.

La segunda forma es que tengan un código deontológico inmobiliario, cumplan la ley y tengan firmando un código de conducta y defensa para el usuario como es el caso del CACI o Código Andaluz de Calidad Inmobiliaria.

Este código es pionero en España ya que ofrece a los ciudadanos la garantía del cumplimiento de buenas prácticas por parte de las empresas inmobiliarias.

Lo bueno es que lo ha ratificado todo el sector, desde empresas privadas a entidades públicas como el Consejo Andaluz de Consumo de Andalucía, o sea, la propia Administración de la Junta de Andalucía. Por este motivo, todas las agencias inmobiliarias que cumplan en CACI son de fiar.

Finalmente, escuchar o leer buenos comentarios en internet es otra forma de descubrir una agencia falsa. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce por lo que debemos tener cuidado con las opiniones que leemos ya que algunas de ellas no son de fiar. ¡Un consejo, haz caso de ellas, pero sé prudente y busca confirmación en otros sitios!

Otras estafas y timos inmobiliarios

La compra de un piso sobre plano es una forma de inversión barata que nos puede ahorrar hasta un 10 % del precio de un piso o incluso más. Sin embargo, el problema es que se debe entregar un dinero por adelantado al constructor, al dueño del terreno o algunas agencia.

Existen muchas posibilidades de que ese dinero entregado se pueda perder si la agencia, dueño o constructor desaparecen. La recomendación, antes de firmar nada consulta con un profesional inmobiliario que te ayudará con estas situaciones.

Cargas ocultas y servicios añadidos

Un incidente común con el que nos podemos encontrar es que el piso tenga cargas como una hipoteca sin pagar, un embargo o deudas con la Administración Pública. La solución, comprobarlo. Para ello, debes ir al Registro de la Propiedad y preguntar por el estado de la vivienda.

De esta forma, te aseguras que todo está bien. Sin embargo, una cosa son temas legales y otros el estado físico de la vivienda y es que un problema común de la compra de un piso es el desconocimiento de su estado.

En especial, este inconveniente sucede en el mercado de segunda mano ya que el piso o vivienda que quieres adquirir puede necesitar reformas que en ocasiones, están ocultas, como tuberías en mal estado, problemas de humedad o similares lo que hace que el precio final suba al tener que hacer arreglos con los que no contábamos.

Nuestro consejo, pregunta al dueño si puedes llevar a un albañil y un eléctrico para comprobar el estado del piso. En función de su respuesta puedes obtener mucha información. Otra solución es intentar ver los problemas por tí mismo y comprobar problemas de humedad en las esquinas, etcétera.

Existen más estafas como anuncios falsos (que consiste en la imitación de un anuncio real y se hace pasar por el dueño de la vivienda, o el anuncio gancho, todo un clásico de los timos inmobiliarios, que se trata de una vivienda que no existe y para acceder a ella se debe hacer un ingreso a un desconocido.

Otro fraude es el de suplantación de identidad, que presenta documentos e información falsa para firmar y huir con el dinero.

Los préstamos falsos también son un problema que resultan en una equivocación mayor todavía ya que el pago de los intereses es elevado y cuenta con unas tasas que puede suponer la pérdida del piso y lo peor de todo, seguir pagando el préstamo.

¿Cómo evitar las estafas inmobiliarias?

  1. Estudia e investiga el mercado.
  2. Fíate de la mayoría de las opiniones y comentarios, pero no de todas.
  3. Invierte tiempo y dinero en la búsqueda de un profesional. Conlleva el pago, pero lo barato a la larga sale caro, y más, en una inversión tan importante con una propiedad, por lo que nuestra recomendación es apuesta sobre seguro.
  4. Comprueba el estado de tu futuro piso preguntando en el registro.
  5. Investiga a la agencia o inmobiliaria con la que firmas el contrato. ¡Qué sea clara y de fiar!
  6. La confianza se gana, por lo que solicita información de antemano.

Si sigues todos estos consejos, verás como no tienes ningún problema y podrás cumplir el sueño de tu vida, comprar una vivienda.

¡Si quieres conocer más sobre nuestros servicios y tanto si quieres comprar una vivienda como venderla, no lo dudes y visita nuestro blog inmobiliario! Somos Renovalia Inmobiliaria, una agencia de confianza, líder en el sector inmobiliario, adscritos a la MLS, al CACI, y al arbitraje notarial, entre otras.

¡Queremos que seas nuestro cliente y ganarnos tu confianza y no tenemos nada que esconder!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies