crecimiento del sector inmobiliario

El crecimiento del sector inmobiliario, ¿realidad o un oasis?

La realidad de la crisis económica parece que está tocando a su final. A pesar de que los indicadores macroeconómicos son buenos, lo cierto es que no se puede decir que la recesión termina hasta que se nota en la calle. El crecimiento del sector inmobiliario es un buen termómetro para saber si es verdad o mentira que la crisis ha desaparecido. Por ello, en este post vamos a analizar la actual situación del mercado del ladrillo y ver si el crecimiento del sector inmobiliario producido en los últimos meses es una realidad o sencillamente una anécdota.

Crecimiento del sector inmobiliario, subida constante desde agosto

El dato más importante a la hora de entender la realidad del sector del ladrillo es que en 2017 las viviendas se compran como rosquillas. Definitivamente, la cifra de venta de casi medio millón de viviendas este año apunta a que 2017 parece ser el año de la recuperación. Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), el crecimiento del sector inmobiliario acumula un incremento del 14 % durante los meses de enero a agosto.

Por si esto no fuera suficiente, en agosto la cifra de compra venta de viviendas alcanzó un 16 % y ya es el cuarto mes consecutivo que sube de forma constante. Estos datos apuntan a un crecimiento considerable al final del año. Se calcula que se llegará a la cifra redonda del medio millón de inmuebles vendidos a final de año. Hay que pensar que hasta hace pocos años, concretamente en 2015, no se superaba la cifra crítica de los 400.000 inmuebles vendidos.

Los datos alcanzados de 2015, unas 401.281 viviendas, es la cifra más alta desde 2010, en plena crisis económica. El dato es bueno, pero sin duda no llega a la mitad de las 955.186 ventas de viviendas que se tramitaron en el 2006. Sin embargo, este 2017 parece que el repunte del mercado inmobiliario alcanzará la mitad e incluso puede superarlo si sigue a este ritmo constante de crecimiento.

Aunque faltan dos meses y medio para llegar a final de año, lo cierto es que de momento 2017 es el mejor año desde la crisis. Ya en 2016 se superó las 401.281 viviendas del 2015 al alcanzar la cifra de las 403.866. Aunque a todas luces el aumento de apenas 2.585 es bueno, la realidad del mercado inmobiliario es que no basta ese crecimiento ni para los propietarios y mucho menos los clientes. Por ello, vamos a detallar como está funcionando este auge del mercado de compra venta y quiénes son los nuevos compradores y sus perfiles.

Tendencias de venta, ¿quiénes están interesados en comprar casas?

El corto plazo del mercado inmobiliario es muy bueno. Existen razones fundadas en indicadores que apuntan un presente esperanzador, al menos en el corto plazo. Estos indicadores están basados en el ICC (Índice de Confianza del Consumidor) de junio en el que se apunta que un 5,3 % de los españoles ven con buenos ojos comprar una casa en el corto plazo (durante 2018).

Lo más revelador es que este dato llevaba en crecimiento desde mayo con un 5,9 % y, por si esta cifra no bastara, lo cierto es que más de un 60 % de ciudadanos afirma que el precio de pisos subirá. Este pensamiento generalizado indica que la confianza en el crecimiento del sector inmobiliario es palpable y una realidad.

Los españoles prefieren la compra al alquiler y usan el ladrillo como colchón económico en forma de inversión o sencillamente como una forma de acceder a una vivienda. Todos estos datos no hacen más que reafirmar una de las máximas del mercado inmobiliario; las compras aumentan cuando los precios suben, y cuando estos se reducen, la demanda sufre el mismo efecto hasta llegar a alcanzar el menor coste para evitar pérdidas.

Dicho de otra forma, el último euro que lo gane otro. En definitiva;

“el ciudadano medio no se quiere arriesgar a comprar para vender, pero sí quiere adquirir para vivir”.

Y eso es lo que está ocurriendo. Aunque la pregunta es la siguiente:

¿Cómo es el perfil de los nuevos compradores?

Lo primero que tenemos que entender a la hora de analizar el perfil de los actuales propietarios es el funcionamiento general del mercado inmobiliario. Para ello vamos a poner un poco de contexto e indicar las razones de este crecimiento del sector inmobiliario:

  • Bajada del paro. Cuando hay trabajo la economía funciona, lo cierto es que la reducción del 20 % del desempleo permite que los ciudadanos tengan ahorros y buenas condiciones económicas que le permiten pensar en comprar una vivienda.
  • Buenas condiciones de financiación. El mercado inmobiliario está en uno de los mejores momentos para acceder a comprar una vivienda gracias a los bajos niveles del Euríbor, lo cierto es que nunca alcanzó cifras tan bajas. Además, los bancos y el interés hipotecario también están por los suelos.
  • Datos macroeconómicos que refuerzan la tendencia de crecimiento. La buena situación del paro generalmente viene acompañada de buenos datos macroeconómicos que estimulan el mercado inmobiliario.
  • Expectativas de crecimiento y del valor de las viviendas. El crecimiento del mercado de viviendas es constante desde el 2015, y junto a la reapertura del crédito inmobiliario augura un futuro esperanzador.

Un ejemplo palpable de que los clientes de viviendas van en aumento es el incremento de las hipotecas. Por ejemplo, Bankia y Kutxabank han concedido más hipotecas en lo que va de año que durante el año pasado. Además, estas cifras de préstamos han alcanzado por primera vez en todo el semestre los 1.000 millones. Los vendedores compran para alquilar, los nuevos propietarios comienzan a ser particulares que ya protagonizan la mayor parte de las compras de activos inmobiliarios.

Hasta hace poco tiempo, concretamente el 2015, la mayor parte de las compras las realizaban agentes inmobiliarios, entidades bancarias y privadas que intentaban acceder al mercado del ladrillo para minimizar pérdidas o comprar a bajo coste. El problema es que cuando parece que la burbuja de la vivienda baja, otra emerge, la del aumento del alquiler. De hecho, el precio del arrendamiento está tan alto que muchos jóvenes se están planteando la compra de una vivienda.

Una de las mejores fórmulas para comprar barato es la compra sobre plano. Este sistema está siendo cada vez más utilizado por los jóvenes para acceder al mercado, por ejemplo, en las grandes ciudades como Madrid, los ciudadanos pagan alrededor de los 900 euros al mes, lo que provoca este aumento y altos ritmos de ventas.

Con todo, la mejoría del sector inmobiliario español es clara y va en ascenso. ¿Y tú estás pensando en comprar? ¿Crees que de verdad se siente en la calle este aumento de las hipotecas y la compra venta de casas? ¿Comprarías ahora o esperarías hasta el año que viene? No dudes en dejarnos tus comentarios y seguir informándote en nuestro blog inmobiliario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies