Nueva Ley hipotecaria

Nueva Ley hipotecaria: ¿en qué consiste y cómo te afecta?

La nueva ley hipotecaria, así se llama la normativa reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, es decir, la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario.

En este artículo te vamos a explicar cómo funciona esta ley que entró en funcionamiento el pasado domingo 16 de junio al cambiar las reglas de juego en beneficio del cliente al mejorar las condiciones y reglas de la gestión, la contratación y el proceso de solicitud de los préstamos bancarios.

Es más, se calcula que esta nueva ley podrá llegar a ahorrar a los beneficiados hasta 1.000 euros en gastos. Algunos de ellos son la reducción en las comisiones que pasan a asumir los bancos. Además, se libera a los solicitantes de créditos de otros productos que las entidades bancarias suelen asociar a la firma de un contrato de este tipo.

Pero, ¿qué es exactamente la nueva ley hipotecaria?, ¿cómo funciona?

Lo primero es saber que la normativa legal está en funcionamiento desde mediados de junio, en concreto, desde el domingo 16.

La inclusión de esta ley se debe a una normativa común en Europa ya que desde el 2016 todos los países pertenecientes a la Comunidad Europea deben compartir unas directrices comunes.

El objetivo de estas novedades es aportar más seguridad y transparencia para todas las partes, desde los clientes hasta los bancos, ya que se reducen los papeleos y la burocracia al quitar las cláusulas abusivas que ejercían las entidades bancarias al contratar con ellas un determinado servicio.

Novedades de la ley

Sin entrar en detalles técnicos de cómo funciona y todo lo que trae esta normativa nos vamos a quedar con su funcionamiento y una serie de novedades a las que le vamos a prestar atención y que afectan a la mayoría de usuarios.

Estas son las siguientes:

Debemos saber que no a afecta a todas las hipotecas. La clave para entender este apartado es que la ley no se aplica a los contratos anteriores tal y como indica la primera disposición transitoria. Pero eso no quita, que sí afecte a las que se firme a partir de ahora.

Otra novedad es que el cliente está obligado, sí o sí, a acudir al notario con un tiempo mínimo de 10 días para ver con calma toda la documentación enviada por el banco a la hora de solicitar el préstamo.

El notario cobra protagonismo

En este caso, el notario ayudará al cliente a solventar todas las dudas que tenga acerca del contrato y la cumplimentación del mismo. Esto hace que el papel de los notarios, si ya era importante de por sí, aumente.

Fuera comisiones

Por otro lado, la ley fija un límite para las comisiones de tipo amortizativas dando igual que sean totales o parciales. Esto es de suma importancia ya los nuevos topes están fijados según la clase de hipoteca, no es lo mismo que sea variable que fija. Además, no es lo mismo hacer una cancelación del contrato firmado con el banco al inicio de la hipoteca que al final de la misma.

Ahora cambiar de hipoteca es más barato

Resumiendo, si no estás conforme con tu hipoteca y quieres modificarla para que pase de fija a variable o bien de multidivisa a euros el tope de interés de demora cambia ya que se prohíbe que la concesión esté sujeta a la contratación de otros productos como seguros.

Además, los gastos de formalización y escritura de la nueva hipoteca se comparten entre el banco y el cliente por lo que el precio final de la hipoteca se reduce.

Información para toda la vida

La información es poder. De ahí que con la firma de un nuevo contrato las entidades bancarias están obligadas a mantener informados a sus clientes de todas las condiciones y servicios durante toda la vida del préstamo y el proceso de ejecución del mismo.

Y es que gracias a la nueva ley hipotecaria los bancos deben facilitar información del tipo de la evolución de los tipos de interés, por poner un ejemplo.

Asimismo, antes de firmar cada contrato los bancos deben entregar a cada cliente un documento común entre todas las entidades para que pueda comparar los servicios, las condiciones del contrato así como información total 10 días antes de la firma. Esto va en consonancia con el apartado anterior del notario ya que nos podrá informar de algunos de los servicios en caso de duda.

El proceso de desahucio aumenta

El proceso de desahucio se incrementa ya que la entidad bancaria podrá proceder al mismo sólo si hay doce cuotas impagadas o bien 15 cuotas o el 7 por ciento en la segunda mitad del contrato hipotecario. También puede darse el caso de impago sólo el 3 por ciento del capital total en la primera mitad de la vida de la misma.

Los notarios tendrán toda la información

Esto va en referencia al apartado del notario cobra protagonismo. Esto se debe a que los bancos deben facilitar la información a los notarios mediante la inclusión de toda la información en una plataforma digital donde los notarios podrán consultar toda la información del préstamo bancario.

Personal más formado

Los bancos deben examinar a su personal para que cumpla con las condiciones de la nueva ley que exige mayor formación a los mismos.

Fuera seguros y tarjetas

Ya no estás obligado a contratar ningún tipo de servicio ni de vida, ni de hogar ni ningún producto que los bancos asociaban a estos productos. Eso sí, el banco puede solicitar a los hipotecados algún tipo de póliza para asegurarse que cumple las condiciones del préstamo. También puede exigir otra para cubrir ciertos daños en el inmueble.

Además de las fichas comunes informativas los bancos deben tener una ficha de cálculo de las cuotas.

Si no pagas, los intereses quedan limitados a un máximo del 3 por ciento cada año de los intereses de demora para los nuevos contratos y un 2 por ciento para las antiguas hipotecas.

Por otro lado, si amortizas antes de tiempo se limita al 0,25 por ciento del capital amortizado, reduciendo al 0,15 a partir del cuarto año. El resto son 0,5 en los 5 primeros años y 0,25 a partir del resto. Esto en caso de las hipotecas variables

En las fijas, el importe es del 2 por ciento durante los primeros 10 años y luego 1,5 por ciento.

Asesoramiento profesional obligatorio

Ahora es obligatorio contar con asesoramiento por parte de expertos. El cliente, además de consultar al notario, debe asegurarse de entender todo, así como las cláusulas y toda la información.

Esto es de suma importancia, y aquí es donde entran en juego profesionales como las agencias inmobiliarias y los agentes. En Renovalia Inmobiliaria te ayudamos a comprar y te asignamos un asesor personal para que te ayude en el proceso de firma de la hipoteca y durante todo el proceso de compra.

¡Ahorrarás tiempo y dinero!

Esperamos que te hayan quedado claros los cambios de la nueva ley hipotecaria. En caso contrario, puedes hacernos una consulta vía email o por teléfono, que para eso estamos aquí.

Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo en redes sociales. ¡No te olvides de leer nuestro blog inmobiliario donde te informamos de lo más relevante del mercado inmobiliario!

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies