personal shopper inmobiliario

¿Qué es un personal shopper inmobiliario y por qué debes recurrir a sus servicios?

La figura de personal shopper es una tendencia en boga y que se ve en muchos terrenos y sectores, como la moda, las bodas, y recientemente en el sector de las viviendas con la aparición de la denominada figura del personal shopper inmobiliario.

Pero, ¿en qué consiste esta figura? ¿Cuáles son sus servicios? ¿A qué se dedican? ¿Necesito uno si estoy buscando comprar un piso o casa?

En resumen, muchas preguntas y pocas respuestas. Si quieres conocer el final de esta historia te recomiendo que sigas leyendo hasta el final, aquí te vamos a contar en qué consiste un personal shopper inmobiliario y todo lo que es capaz de hacer.

Lo primero es definir lo que es un personal personal shopper inmobiliario. Este término proviene de la figura de personal shopper, que no deja de ser un concepto anglosajón que significa comprador personal.

Esta persona se ocupa de comprar cosas para sus clientes, para ello se ocupa de todo lo que tenga que ver con escoger y realizar compras de todo tipo, desde maquillaje, regalos, objetos para bodas, viajes y desde hace poco, pisos y viviendas.

En resumen, un comprador personal dedicado a realizar compras especializadas bien sea por falta de tiempo o para mejorar nuestra imagen, pero en este caso un asesor inmobiliario personal. 

Como siempre los británicos y estadounidenses van por delante en el tema de las últimas tendencias y ésta figura surgió en Nueva York en los años 80 con el objetivo de ayudar a toda la gente que por motivos de agenda o falta de tiempo necesitaban a alguien para realizar sus compras, y en ocasiones, desempeñar funciones de asesor o estilista.

Esta función ha derivado a otros sectores y su uso se ha extendido a otros países. De hecho, es bastante común ver esta figura de personal shopper en las tiendas de ropa y grandes almacenes a disposición de los clientes para que los orienten sobre sus compras, y siempre en base a sus necesidades y gustos.

Diferencias entre un personal shopper inmobiliario y un asesor inmobiliario personal

Y es que las necesidades es una de las grandes diferencias entre un personal shopper inmobiliario y un asesor inmobiliario personal. Aunque no son lo mismo, se parecen bastante. Ambos son profesionales del sector inmobiliario.

Sin embargo, la diferencia principal es que mientras el asesor inmobiliario personal es una profesional inmobiliario que trabaja tanto para vendedores como compradores, el personal shopper inmobiliario es una especie de asesor personal para compradores de viviendas. 

Se podría pensar que un personal shopper inmobiliario trabaja en solitario, pero lo cierto es que algunas inmobiliarias cuentan con los servicios de un profesional de este tipo. La clave es entender qué hace cada uno, el personal shopper inmobiliario está centrado en resolver las necesidades de los clientes para comprar la casa de sus sueños.

En cambio, un asesor inmobiliario personal puede ser una agencia, una persona o un agente en el que depositamos nuestras esperanzas en los procesos de compra-venta de una propiedad. La diferencia principal es que mientras ambas figuras defienden nuestros intereses, el personal shopper inmobiliario también piensa en nuestras necesidades, gustos y características.

Digámoslo de otra forma, un asesor inmobiliario nos ofrece las mejores viviendas y nos consigue el mejor precio, sin embargo, el  personal shopper inmobiliario nos ayuda a comprar una vivienda en base a nuestras necesidades ya que trabajan exclusivamente para nosotros, y en consecuencia, siempre defenderán nuestros pensamientos y acciones.

No se trata sólo de asesoramiento, sino de consejos y resolución de problemas para los clientes que buscan comprar o alquilar.

Para ello, un personal shopper inmobiliario debe tener las siguientes características:

  • Mucho tacto.
  • Buena presencia y apariencia.
  • Paciencia, empatía y capacidad de escucha activa.
  • Conocer el mercado inmobiliario, pero ser capaz de leer a las personas y saber cuáles son sus necesidades.
  • Formación en coaching, aprendizaje y tener buenas relaciones personales.
  • Identificar los deseos de los clientes.
  • Gestión de contratos, asesorías y notarías para hacer todos los trámites burocráticos.
  • Capacidad para gestionar el estrés y trabajar bien bajo presión.
  • Por último, tener muuucha paciencia, pero sobre todo pasión por lo que hace ya que es una profesión que puede desgastar al tratar con gente de todo tipo y trabajar con el objeto más valioso para la mayoría de las personas, su casa o vivienda.

Y es que un personal shopper inmobiliario debe ser un profesional de las personas y de los pisos, debe tratar y tener extensos conocimientos y experiencia de ambos temas. Para ello, se requieren altas dosis de trato personal mezcladas con vastos conocimientos del mercado inmobiliario.

Además, su crecimiento está aumentando en nuestro país. De hecho, desde el 2010 esta figura se ha visto incrementada alrededor de un 50 %, según datos de la Asociación Española de Personal Shopping Inmobiliario o AEPSI.

¿Cuáles son los pasos que realiza un personal sh0pper inmobiliario?

Un asesor personal para compradores de viviendas personal sh0pper inmobiliario realizará las siguientes acciones para poder tratar con los clientes:

  1. Lo primero de todo antes de ponerse manos a la obra es conocer a los clientes mediante una entrevista en profundidad para saber cuáles son sus gustos, necesidades y preferencias. Y es que no lo mismo tratar con una pareja joven sin hijos, que un matrimonio mayor con nietos y varios hijos, las necesidades son totalmente distintas. La clave es conseguir una confianza inicial para valorar qué es lo que necesita el cliente.
  2. Se hace una hoja de ruta en la que se establecen las metas y objetivos en base a ciertas características que debe tener el piso o vivienda que se quiere comprar: zona de la vivienda, tamaño, años de la vivienda, estilo moderno o antiguo, nivel de conservación, precio, garaje y servicios comunitarios.
  3. Una vez se define todo es hora de ponerlo por escrito, para ello se firma un contrato y se paga por los servicios mediante una provisión de fondos. A la hora de pagar los servicios hay diferentes formas de pago, y puede ir por fases u objetivos, por ejemplo, devengará a la hora de firmar, reservar una vivienda, firma de la escritura, etcétera,
  4. Es hora de buscar viviendas y seleccionarlas. Para ello, se usan diferentes métodos de búsqueda y captación.
  5. Selección e investigación de las viviendas. En este momento, el personal shopper inmobiliario entra en acción y se inicia el proceso de negociación con el vendedor. Después el asesor personal para compradores de viviendas se ocupa de todo el proceso burocrático, reservas y escrituras en el notario.
  6. Una vez tenemos las llaves en nuestro poder, el personal shopper nos pregunta si está contento con nuestros servicios y nos asesora en todos los trámites posteriores a la venta, como cambios de titularidad, acciones a resolver, entrega de documentos, etcétera.

Recuerda, que hay agencias que realizan el mismo trabajo que un asesor personal para compradores de viviendas, la diferencia es que mientras un personal shopper inmobiliario trabaja sólo para ti, un asesor inmobiliario también tiene más clientes que en algunos casos pueden coincidir en la misma operación.

Esto no significa que un asesor inmobiliario no sea tu solución, todo lo contrario, depende de lo que estés buscando y cuáles son tus necesidades. Vas a depositar mucha confianza en ambas figuras, por ello es clave seleccionar bien qué prefieres.

Y tú, ¿cuál prefieres, un servicio más personalizado o uno más profesional? Déjanos tus comentarios y no dejes de visitar nuestro blog inmobiliario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies