responsabilidades de un avalista de alquiler e hipoteca

Funciones y responsabilidades de un avalista de alquiler e hipoteca

Muchas hipotecas cuentan con la figura de un aval, una persona que realiza una función de seguridad para demostrar al banco que puede pagar el préstamo. Pero, ¿cuáles son las funciones y responsabilidades de un avalista de una hipoteca?, ¿y de un avalista de alquiler?

Efectivamente, un aval es una figura permitida tanto para alquilar como para solicitar una hipoteca.

Es más, con el aumento en el impago de los alquileres durante el coronavirus o Covid-19 muchos dueños y propietarios utilizaban esta opción para firmar un contrato.

Responsabilidades de un avalista del alquiler

La burbuja del alquiler ha elevado el precio de las fianzas que muchos dueños además de exigir de dos a tres meses de fianza, también piden una seguridad extra con un aval.

Esta garantía es la que ofrece el avalista, una figura poco vista en los últimos años. Sin embargo, en la actualidad la gente que recurre a un aval es mayor.

A continuación, os citamos cuáles son las funciones y responsabilidades de un avalista a la hora de alquilar:

Lo primero es definir qué es un avalista:

Un avalista se define como:

“Una persona que se compromete a pagar su alquiler si otra persona no lo paga, por ejemplo, un padre o un pariente cercano. Si no le pagas al propietario lo que le debes, puede pedirle a tu aval que pague en su lugar”.

Para ser aval hay que firmar un contrato que te responsabilidad de unas obligaciones legales. Estas son las siguientes:

  • La obligación del aval dura lo mismo que dure la deuda (alquiler) del acreedor.
  • Si no se puede liquidar la deuda el avalista se hace cargo de la misma.
  • Una vez deja de existir el alquiler no existe ninguna responsabilidad legal ni compromiso por parte del aval.
  • Un aval puede ser tanto una persona como un bien físico. Un ejemplo, los padres pueden ir de aval si tienen una propiedad con la que responden frente al banco.
  • El banco puede solicitar una garantía económica si el préstamo o contrato solicitado no es suficiente. Esto dependerá de la cifra prestada y de tener un buen historial de crédito.
  • Un avalista también cubrirá los costos pendientes que el solicitante del alquiler no cumpla y estén firmados en el contrato o acuerdo.
  • El aval responde como deudor principal. Eso significa que está forzado al pago de la deuda con sus bienes actuales y futuros.
  • Ser avalista puede ser un problema ya que igual nos provoca problemas a la hora de solicitar crédito para nosotros. No por incumplimiento, sino porque la carga crediticia es muy grande.

Si bien es cierto que ser un avalista puede tener cierto riesgo hay formas de minimizarlo. Por ejemplo, negociar con el banco que la garantía de la deuda se liquide al llegar a una cantidad determinada.

También se puede pactar al llegar a una fecha próxima de acabar el alquiler. O bien negociar parte de un pago de 2 meses de fianza y la firma del avalista.

Otra opción es el uso de la limitación de responsabilidad e incluso añadir a varios avales.

Es decir, usar la figura de lo que se denomina como “responsabilidad común o mancomunada” que significa que cada avala se hace cargo y responsable de la parte que le corresponde del alquiler.

Finalmente, añadir que cualquier propietario puede considerar la posibilidad de ofrecer a un inquilino recurrir al beneficio de un aval para garantizar el pago de cualquier posible reclamación.

Esto garantiza la firma del contrato del alquiler y ofrece una seguridad legal y jurídica al propietario al estar cubierto por dos partes (el inquilino y el avalista) a la hora de arrendar.

Responsabilidades de un avalista hipotecario

Si bien es cierto que no hay muchos avalistas a la hora de alquilar si hay más a la hora de comprar una vivienda.

Un claro ejemplo son las personas jóvenes que quieren adquirir una vivienda y no tienen suficientes fondos.

Para ello, recurren a su familia para que sus padres firmen la hipoteca y vayan ellos como garantía.

Y es que una vivienda es una de las inversiones más importantes de nuestra vida y para ello hay que recurrir a una hipoteca.

Para cubrir total o parcialmente la hipoteca muchas parejas y jóvenes utilizan a sus padres o familia como avalistas ya que ellos no pueden hacerse cargo del total del préstamo.

En especial, si son cantidades grandes. Si tenemos en cuenta que la hipoteca media en España es de 150.000 euros a unos 25 o 30 años esto supone el pago mensual de 500 euros cada mes, aproximadamente.

Llegar a cubrir estas cantidades no es tan fácil, sobre todo, en una recesión como la actual.

Afortunadamente, la figura de un aval soluciona el problema de tener que pedir diferentes préstamos y ayuda a pedir una cantidad mayor en caso de necesitarla.

Esto es bastante útil si se necesita solicitar una hipoteca total, piensa que los bancos no suelen conceder hipotecas superiores al 80 % del coste de la propiedad o vivienda.

Por este motivo, muchas personas recurren a un aval. De igual forma que los avalistas de alquiler tienen obligaciones lo mismo sucede con los avalistas de hipotecas.

Entre estas se encuentran las siguientes:

  • Un aval deberá cubrir todos los gastos que el solicitante de la hipoteca no pueda hacerse cargo. Estos o costes deberán estar especificados en el contrato firmado por ambas partes.
  • Existe la posibilidad de limitar la responsabilidad de impago mediante su estipulación en el contrato. Para ello, se debe establecer las cantidades, los intereses y las comisiones mínimos que se deben cubrir y que una vez pagadas exime al avalista del resto.
  • Un aval está obligado a no tergiversar ni omitir cualquier hecho que se requiera declarar en la firma del contrato.
  • Salvo que se disponga algo diferente un avalista está atado y es responsable de todos los términos, condiciones y disposiciones de una hipoteca.
  • El aval se transfiere a los descendientes incluso aunque muera el avalista original.

En definitiva, la figura de un avalista es una responsabilidad enorme y que debe ser utilizada con mucho cuidado.

Por este motivo, los expertos recomiendan tener cuidado a la hora de prestar este servicio, en especial, a la hora de alquilar.

Si eres propietario y aún así no te fías a la hora de alquilar siempre tienes la opción de hacer un seguro al alquiler. ¿Quieres saber cómo funciona? Entra en este enlace y si tienes dudas ponte en contacto con nosotros y te lo explicamos sin ningún compromiso.

Esperamos que te haya quedado claro cuáles son las funciones y responsabilidades de un avalista de una hipoteca o alquiler y os esperamos la siguiente semana con más noticias en nuestro blog inmobiliario.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a infogranada@renovaliainmobiliaria.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?