vender una vivienda sin inmobiliaria

Cómo vender una vivienda sin inmobiliaria en 10 pasos

La decisión de vender una propiedad nunca es fácil, y aún menos lo es si se opta por vender una vivienda sin inmobiliaria con el objetivo, principalmente, de ahorrarse dinero.

Las dudas y preocupaciones sobre los pasos a seguir para que todo salga bien y para que no tengamos problemas ni durante ni después de la venta, son realmente muchas: ¿a qué precio podríamos vender nuestra vivienda?, ¿cómo tendríamos que prepararla para que les guste a todos los potenciales compradores?, ¿qué acciones de marketing tendríamos que hacer para anunciarla?, ¿que trámites burocráticos es necesario realizar?, ¿quién va a realizar dichos trámites?, ¿qué tipo de contrato utilizaremos para hacer una reserva o un contrato de arras?, etc.

Estas son sólo algunas de las preguntas que probablemente ya andan rondando por tu cabeza desde que tomaste la decisión de vender tu vivienda. ¿Pero te has planteado realmente todo lo que conlleva?. Hoy desde Renovalia vamos a explicarte en 10 pasos cómo vender una vivienda sin inmobiliaria para que tú mismo puedas decidir si emprender sólo la “aventura” o bien confiar en una agencia inmobiliaria profesional.

10 PASOS PARA VENDER UNA VIVIENDA SIN INMOBILIARIA:

1.- HACER UN ESTUDIO DE MERCADO.

Dedica el tiempo necesario para conocer las viviendas de la zona que van a competir con la tuya, procura ser objetivo (sin pensar que tu casa es la mejor del barrio) y establece un precio que salida que atraiga a los potenciales compradores.

2.- REALIZAR UN PLAN DE MARKETING.

Prepara un Plan de Marketing para la venta de su casa que contemple todas las acciones que vas a realizar (colocación de carteles de venta, folletos, anuncios en internet, etc).

3.- HACER LAS FOTOS DE LA VIVIENDA.

Aquí no valen los móviles. Cómprate una cámara profesional, haz un curso de fotografía inmobiliaria y realiza al menos 20 fotos con la mayor calidad.

4.- CONTRATAR A LOS MEJORES PORTALES INMOBILIARIOS.

Los mejores portales inmobiliarios cuestan dinero y aunque se anuncien como gratuitos para los propietarios particulares al final si no quieres que tu anuncio se quede rápidamente desfasado y aparezca en las últimas posiciones del buscador tendrá que contratar los mejores destacados y paquetes para estar en las mejores posiciones.

5.- RECIBIR TODAS LAS LLAMADAS DE COMPRADORES A CUALQUIER HORA DEL DIA.

Acostúmbrate a las interrupciones durante los desayunos, las comidas, las siestas, las cenas, la noche, el horario laboral… , o cómprate un móvil adicional en el que recibir todas las llamadas y apagarlo en esos momentos inoportunos.

6.- VESTIR TU CASA PARA LA VENTA.

Haz un curso de “home staging” y mantén la vivienda preparada de forma permanente porque cuando podrás recibir una visita en cualquier momento.

7.- CONFIAR EN LA PERSONA QUE ENTRA A TU CASA.

Haz un control de todas las personas que quieran visitar el inmueble, pídele el DNI y rellena un libro de visitas para saber quién entra en tu casa y con qué intención lo hace.

8.- FORMATE ADECUADAMENTE PARA LA VENTA DEL INMUEBLE.

En este punto tienes que dejar de ser propietario y ser un profesional inmobiliario. Ten en cuenta que la diferencia entre una buena o una mala negociación puede suponer mucho dinero para el propietario (en este caso tú).

9.- TENER EN CUENTA LA LEGISLACION VIGENTE Y EL PAPELEO.

Burocracia… ya sabes, control de blanqueo de capitales, formas de pago, escrituras, que si vas al Ayuntamiento y no tienes todo, vuelves a ir y sigues sin tenerlo, vuelves a ir…

10.- SER EXPERTO EN CONTRATOS VARIOS.

Ten en cuenta que un mal contrato te puede costar como mínimo dinero e incluso en casos extremos tu propia vivienda.

Y ahora que ya conoces todos los pasos necesarios para vender tu vivienda sin inmobiliaria, ¿te sientes preparado para asumir esta serie de tareas?, ¿crees que vas a tener tiempo para atender a las innumerables visitas que serán necesarias, captar posibles compradores o investigar si el precio al que deseas poner a la venta el inmueble es un ‘precio de mercado’?. ¡Ojo, porque tener que conciliar tu vida familiar y laboral con tener que ser agente inmobiliario, no va a ser nada fácil.

La realidad una vez más es muy testaruda y al final confiar en un profesional inmobiliario puede facilitarte mucho las cosas (siempre y cuando confíes en el más serio, eficaz y solvente).

En Renovalia te aportamos todos nuestros conocimientos y profesionalidad para que ahorres tiempo, problemas y estrés y sólo disfrutes de las ventajas y beneficios que como propietario todavía desconoces. Haz la prueba sin compromiso. Solicita ahora información al agente inmobiliario de Renovalia especializado en tu barrio y pregúntale como puede ayudarte a vender tu vivienda. ¡Seguro que saldrás ganando¡.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies