consejos para alquilar una vivienda

Los mejores consejos para alquilar una vivienda

Una de las mejores épocas para alquilar un piso es el verano. Los pisos se llenan durante la temporada estival, en especial, los que están en zonas costeras y turísticas y es que el verano España se llena de viajeros. Lo complicado viene una vez acaba el calor y llega el frío y las lluvias, y es que alquilar un piso es una tarea difícil, sobre todo si vives en una zona con el mercado saturado o tu vivienda está alejada del centro de la ciudad. Sea cual sea tu vivienda en el artículo de hoy hemos recopilado un decálogo con los mejores consejos para alquilar una vivienda. De esta forma, te será más fácil conseguir unos buenos inquilinos para tu propiedad. Sigue leyendo y toma nota que este post promete muchas visitas.

Consejos para alquilar una vivienda y estar tranquilo

Encontrar el inquilino adecuado

Sea cual sea tu objetivo y tu vivienda el sueño de todo propietario que busca alquilar su piso o vivienda es encontrar al inquilino perfecto. Y es que los beneficios de encontrar una persona que viva en tu piso son muchos:

  • Un buen inquilino cuidará de tu propiedad
  • No tendrás problemas con los pagos
  • Cumplirá con todos los puntos del contrato que hayáis firmado
  • Ahorrarás tiempo y dinero con las gestiones
  • Evitarás acudir al abogado

Sin embargo, la tarea de encontrar un inquilino que cumpla con todo lo anterior no es nada fácil, por ello, debes tener en cuenta los siguientes consejos para alquilar una vivienda.

Acudir a un profesional

En temas legales y económicos es mejor pedir consejo profesional para que nos ayude en cualquier consulta. Debes gestionar demasiados papeles y necesitas estar seguro de acertar con todo, el precio, el contrato, seleccionar el inquilino, asesoramiento.. Y es que son demasiadas cosas  a tener en cuenta para cualquier propietario, en especial, los novatos. Estos pequeños problemas alargan el tiempo de alquiler y retrasan que el piso se ponga en alquiler. Y es que los profesionales recomiendan pedir ayuda a los expertos ya que ahorraremos tiempo y dinero que podremos utilizar en otras cosas, como por ejemplo, pintar o poner a punto nuestra vivienda.

Buscar nuestro target

En marketing se conoce la palabra target como el “cliente ideal”, en temas inmobiliarios nuestro target es el inquilino ideal y es lo que debemos establecer antes de nada. Antes hablábamos de la importancia de encontrar nuestro inquilino adecuado, ahora te contaremos como establecer este tipo de perfil. Lo primero que debes hacer para conseguirlo es estudiar el mercado y conocer tu vivienda. Si tu piso está en una ciudad universitaria como Santiago de Compostela o Salamanca debes valorar la posibilidad de alquilar sólo a estudiantes. Para ello debes preparar tu propiedad sólo para universitarios, que tenga wifi es muy importante, y lo mismo sucede con los muebles ya que los estudiantes necesitan que la vivienda cuente con algún tipo de mobiliario ya que por norma general, no duran mucho tiempo en un mismo sitio y suelen alquilar por un curso o 9 meses.

Por el contario, si vives en una ciudad más grande debes saber que muchos inquilinos buscan pisos vacíos y sin muebles ya que prefieren firmar un contrato por más años ya que suelen ser familias con hijos y posiblemente tengan muebles. Lo mismo sucede con cualquier perfil, debes saber cuáles son tus necesidades y qué esperas de tu piso. Y es que no es lo mismo alquilar un estudio de 50 metros cuadrados que un piso grande de más de 100 metros y con 4 habitaciones.

Nuestra recomendación es que pienses qué perfil te conviene mejor para que cuiden tu piso. Una vez te decidas, antes podrás ponerte manos. ¡Un consejo, cada target o inquilino se busca en diferente lugar, por ello, busca la plataforma publicitaria acorde a tu perfil!

Exige seguridad

La falta de dinero y la inestabilidad laboral es uno de las causas que han producido una bajada del mercado inmobiliario. Lo primero que buscan los propietarios es la seguridad de saber que sus inquilinos pueden pagar el alquiler cada mes. De ahí la necesidad de pedir garantías de pago, los ejemplos típicos son pedir dos meses de alquiler por anticipado, exigir una copia del contrato o la nómina del trabajador.

Otras posibilidades son estudiar al inquilino y pedir referencias para saber si es de fiar. Si te quieres ganar su confianza debes preguntarle ya que una persona que quiere alquilar tu piso no tiene razones para ocultar nada.

Garantías añadidas

Alquilar un piso puede ser una tarea estresante y es que muchos propietarios se agobian con la búsqueda del inquilino perfecto. Para no tener este problema y estar tranquilo te recomendamos que solicites garantías adicionales, por ejemplo, puedes pedir un aval a tu inquilino u optar por la posibilidad de contratar un seguro de alquiler que incluya garantías de cobro, de gastos de un abogado o alguna compensación que cubra la póliza contratada. En definitiva, se trata de tener las espaldas cubiertas y éstas son solo algunas de las formas para conseguirlo.

Define el precio del alquiler

Poner precio a tu piso es más difícil de lo que parece. Si pides de más es posible que no lo alquiles nunca, por el contrario si pides poco posiblemente pierdas dinero. Para conseguir el precio adecuado debes buscar un equilibrio entre lo que quieres y lo que demanda el mercado. No te excedas en el precio y pide consejo a un experto inmobiliario. ¡Puedes pedir cita y acudir a un profesional para que estudie tu caso y te aconseje! Ya verás cómo es dinero bien invertido.

Sé buen propietario

No todo son ventajas y es que el propietario también debe cumplir con sus obligaciones. Todos los inquilinos tienen derecho a vivir con dignidad y que atiendan sus quejas y dudas. Por ello, no lo dudes y ejerce el papel de buen propietario, tienes mucho que perder y además es tu obligación. Un ejemplo típico para que te hagas una idea es atender las quejas de un inquilino que tiene problemas con la luz, con el ascensor o con goteras de pisos superiores. Este tipo de cuestiones deben ser resueltas en su mayoría por los propietarios y debes ejercer como tal para lograr que tu inquilino te recomiende en un futuro.

Adapta y despersonaliza el inmueble

En este último apartado nos referimos a que saques todas las fotografías y objetos personales y crees un ambiente neutro e imparcial. Deja los muebles necesarios y que decoren mejor el inmueble, por ejemplo, sofás, la televisión y similares. Ofrece al inquilino la opción de traer o cambiar sus muebles, lo mismo a la hora de pintar la propiedad. Por ello, debes adaptarte a tu inquilino e invertir en tu piso reparándolo y decorándolo pero con lo necesario, por ejemplo, en colores neutros como el blanco para que sea fácil cambiarlo.

Por último, debes contemplar las siguientes posibilidades:

  1. Invierte y arregla todos los desperfectos. De esta forma, el valor del piso se revalorizará.
  2. Publicita tu vivienda en plataformas digitales para conseguir el máximo de inquilinos.
  3. Limpia tu piso y ofrece opciones de decoración como pintar tú o el inquilino si quiere.
  4. Por último, sé flexible en las negociaciones.

¿Y a ti te han gustado estos consejos para alquilar una vivienda? Esperamos que los sigas al pie de la letra y así puedas encontrar un inquilino para tu vivienda. Y recuerda, si quieres seguir informado no dejes de leer nuestro blog inmobiliario.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies