Airbnb y los pisos en España

Airbnb y los pisos en España: ¿Es Airbnb una amenaza para el sector inmobiliario?

La globalización ha cambiado la forma en que nos relacionamos. Un ejemplo claro es el comportamiento de los usuarios y nuevas formas de entender el mercado como la posibilidad de monetizar habilidades y bienes económicos. El aumento de empresas de consumo colaborativo como Blablacar y Airbnb está en auge y representa esta habilidad de los consumidores de generar dinero mediante propiedades inmobiliarias o servicios. La facilidad de adquirir pisos a un precio barato en grandes ciudades como Barcelona, Madrid, Londres y París está de moda, pero están creando un problema; el precio de los alquileres aumenta. La relación de Airbnb y los pisos en España es igual a la del resto de países y ciudades, es decir mala, y es que la plataforma digital se está convirtiendo en un problema para las empresas inmobiliarias.

Pero, ¿cuáles son estos problemas? La situación es bastante complicada ya que es un tema un poco técnico y varía de un país a otro ya que las medidas que aplica Airbnb y el gobierno de cada país son diferentes en cada uno de ellos. Por ello, en el artículo de hoy vamos a centrarnos en el mercado nacional e intentar dar respuesta a la situación de Airbnb y los pisos en España.

¿Qué es Airbnb?

Airbnb es una empresa fundada en 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk. Su sede principal está en San Francisco y consiste en una plataforma digital donde los usuarios pueden publicar, descubrir y reservar viviendas privadas. La idea es poner en contacto a personas que quieran ofrecer sus viviendas en formato de alquiler con usuarios que necesiten un alojamiento por un periodo de tiempo pequeño, por norma general, un par de días o un fin de semana.

La base del funcionamiento de este método tan particular es el consumo colaborativo como fruto de las relaciones entre usuarios. Gracias a este sistema Airbnb llega a casi 200 países, cubre 33.000 ciudades y tiene registradas unas 2.000.000 propiedades con apenas 200 empleados y en sólo 8 años. Estas impresionantes cifras han llevado a la compañía a tener un valor de 30.000 millones de euros y más de 60 millones de viajeros y visitas realizadas.

Airbnb y los pisos en España: negocio y alquiler de pisos colaborativos

El impresionante crecimiento de Airbnb trae un problema para muchos dueños y propietarios. Vamos a ponernos en contexto. Según cifras del INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2015 España recibió la visita de 68.1 millones de turistas (una de las mejores cifras del turismo nacional), de los cuales el 7,5 % (unos 5 millones) utilizaron este sistema colaborativo como método de pernoctación en el país.

Esta demanda turística aumenta cada año. Y es que estos 5 millones de usuarios pasaron un promedio de 6,8 noches, cuando hace unos años era menor. El número de personas que pone su piso en alquiler ha provocado que España tenga el doble de plazas y camas que la industria hotelera. Y es que las camas de alquiler que se ofrecen a través de la compañía americana es de 2 millones. En cambio, la oferta de plazas de los hoteles españoles es de 1.433.262 a los que hay que sumar los apartamentos turísticos que suponen 450,432.

La plataforma de alquiler colaborativo está creciendo en España siguiendo la estela del resto del mundo. Nuestro país está sufriendo la misma situación que otros países. Otras empresas han intentado copiar el sistema de Airbnb, pero compañías como Booking, Bemate y Wimdu están teniendo menos éxito. De momento, el mercado nacional cuenta con 4.963 viviendas y 99.852 plazas (y subiendo) lo que ha permitido a Airbnb subir a la tercera posición en el mercado de viviendas de alquiler.

Esta posición es temporal pues se calcula que dentro de poco llegue a los dos primeros puestos, ya que se estima duplique su oferta en poco tiempo. Estas cifras son malas para los propietarios de pisos. Debemos tener en cuenta que la importancia del sector turístico en España es tal, que deja en las arcas nacionales alrededor de 2.685 millones de euros. Este dinero es el gastado por un porcentaje de los turistas que utilizan pisos y apartamentos de alquiler, en torno a un 14 %.

Estas cifras se deben dividir en dos partes; la primera es el dinero gastado en ocio, tiendas y restaurantes (unos 1.763 millones). La segunda en el alojamiento, que se calcula en la cifra de 921,9 millones de euros (que hacen una media de 249 euros por persona). Un dato importante es que el 32 % de los 9 millones de turistas que usan apartamentos vacacionales no vendría a España si no pudieran pasar la noche en un piso de este tipo.

Competencia desleal

Informes del ESADE (Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas de Barcelona) y otras plataformas digitales de alquiler como LaComunity.com afirman que muchos de los apartamentos turísticos con los que opera Airbnb carecen de licencia y de los permisos correspondientes. La regulación de estas viviendas ha causado problemas en Barcelona donde la competencia desleal es muy grande. La ciudad condal se debate entre los pisos legales y los ilegales. Un claro ejemplo es el de una propietaria que tuvo que realquilar su propia vivienda a través de Airbnb para recuperar su piso.

Montse Pérez, la propietaria descubrió hace poco menos de un mes, que su inmueble estaba puesto en Airbnb y su usuario cobraba 200 euros la noche. Todo un negocio para la especulación, pero un enorme quebradero de cabeza para la dueña del piso. A pesar de la buena fe de la mayoría de los usuarios, el incumplimiento de las cuestiones legales es un problema para los dueños y propietarios.

Los hoteles y pisos destacan la competencia desleal y se quejan de los siguientes problemas:

  • Las institicuciones y Administraciones dejan de percibir impuestos como el IVA en el alojamiento, el IAE o el IRPF sobre los beneficios.
  • El incumplimiento de las obligaciones de los propietarios de contar con seguros y la seguridad e higiene.
  • Pérdida de derechos por parte de los propietarios y consumidores ya que no existe hoja de reclamaciones.

En la actualidad, estos problemas de responsabilidad y seguros deben esclarecerse y Airbnb está tomando nota en diferentes ciudades. Sin embargo, la plataforma está tardando en poner solución en España. ¿Cuál es el consejo y cómo debo actuar en caso de que mi piso se vea afectado de esta forma? Desde Renovalia Inmobiliaria te aconsejamos que acudas a un experto legal para que te informe de forma exhaustiva y detallada sobre tu problema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies